resumen noticias
Además en

Cocina criolla

Canoas de plátanos para una tarde típica

» La sazón de la cocina criolla es una deliciosa herencia de las tradiciones mayas y la laboriosa cocina española.

Lorena Padilla Miércoles, 16 de Septiembre de 2009

La cocina salvadoreña es variada, suculenta , eso sí, muy elaborada. Tomó lo mejor de esta tierra: el maíz, que forma parte ancestral de nuestra cultura, y los frijoles, siempre presentes en nuestras mesas.

De la cocina española se tomaron técnicas de elaboración más complejas que dieron como resultado esos platillos que han forjado el paladar de generaciones de salvadoreños y que conocemos como platillos típicos.

Algunos de ellos resultan exquisitos para degustar en ratos de descanso a la media tarde, como las canoas del plátano, el chilate con núegados, las enchiladas, los pastelitos de carne, las empanadas de plátano o un buen plato de yuca frita o salcochada.

Esos "antojitos típicos", como solemos llamarlos, los podemos encontrar a la venta en distintos establecimientos o puedes hacerlos en casa y darles ese toque personal.

Los ingredientes los puedes encontrar en el supermercado o en el mercado y aquí te presentamos unas recetas típicas con pequeñas innovaciones que seguramente serán del agrado de tu familia y amigos.

recetas de Canoa de plátanos

Tiempo de preparación: 1:00

Rendimiento: dos porciones

Ingredientes:

2 plátanos.

Una naranja (para jugo).

2 cucharadas de pasas.

2 cucharadas canela en polvo.

Para el relleno

2 cucharadas de maicena.

1 1/2 taza de leche líquida y fría.

2 cucharadas de azúcar o leche condensada.

2 rajitas de canela.

Una yema de huevo.

Procedimiento:

1.Primero pele los plátanos.

2.Ponga un sartén al fuego y agregue aceite o margarina para freír los plátanos enteros. Dórelos hasta que la superficie de estos tomen un color marrón.

3. Para hacer el relleno de las canoas tendrá que preparar una especie de crema. Para ello utilizará la maicena que mezclará con la leche líquida fría, después añada la leche condensada y la yema de huevo. Posteriormente, bata energicamente todos los ingredientes con una cuchara o batidora.

Tenga especial consideración que la leche no esté caliente porque corre el riesgo que se le hagan grúmulos.

4. Coloque una olla al fuego, y añada la mezcla de las leches, el huevo y la maicena, así como las rajas de canela y el jugo de naranja. Cocine a fuego lento y remueva la mezcla constantemente con una cuchara, la razón principal es para evitar que se pegue a la olla y se le ahume.