resumen noticias
Además en

Retrasos con 800 mil envíos

Medrano Express está bajo investigación

» Empresa que fue denunciada por paisanos en EE.UU. fue obligada a pagar $50 mil en impuestos

Eduardo López Viernes, 22 de Febrero de 2008

Los denuncias recibidas esta semana a través de Testigo Ciudadano de elsalvador.com de cientos de salvadoreños afectados por una empresa de courier no eran en vano ni inventos.

Ayer, el apoderado legal de la cuestionada empresa Medrano Express confirmó que se trata de

800 mil encomiendas enviadas de Estados Unidos hacia El Salvador -entre octubre de 2007 a enero de 2008- los que han sufrido algún atraso en su entrega.

El atraso se habría generado, en parte, debido a una investigación policial por supuesta evasión fiscal de Medrano Express en el país, según han confirmado autoridades de Aduanas de El Salvador. Según esta entidad la empresa habría evadido 12 mil dólares en concepto de impuestos por cada furgón y calcula que ingresaban entre dos a cuatro contenedores mensuales sin declarar.

Pero no es el único delito que habría cometido esta empresa. En septiembre de 2007, la División de Finanzas de la Policía Nacional Civil le secuestró 82 contenedores que tenían en diversos parqueos en los municipios de Apopa e Ilopango, en San Salvador, y en Lourdes, Colón, La Libertad.

Todos los equipos confiscados fueron puestos a la orden de los juzgados y fiscales respectivos para su investigación, agregó una fuente de la entidad policial.

Este proceso fue realizado en un operativo coordinado por la División de Finanzas, la Fiscalía General de la República (FGR) y personal de la Dirección General de Aduanas (DGA), en septiembre de 2007 donde fueron secuestradas dos mil 200 cajas con mercadería por valor de $70,000.

Pero tras un proceso Medrano Express solventó el pago de los respectivos impuestos de esa mercadería a la DGA, cuyo monto fue de 50 mil dólares, confirmó Gustavo Villatoro, director General de Aduana. Esos paquetes habrían llegado a sus dueños en octubre anterior.

Villatoro ha dicho que si bien solventaron el pago del impuesto, hay un proceso abierto en el cual, si se comprueba que hubo evasión fiscal, Medrano Express será multada con un millón 500 mil dólares.

Descontento

Ayer, y tras resistirse a ser fotografiado y filmado, Óscar Rosales, apoderado legal de la empresa en El Salvador se justificó que los miles de atrasos en entregas tienen su origen en ese allanamiento realizado en la bodega de ese courier ubicada en el km 27 de la carretera a Sonsonate.

Rosales acepta que el atraso de la entrega de la mercadería se extendió desde octubre de 2007 a enero de 2008, porque se allanó, capturó y ató por dicha investigación.

El representante de la empresa menciona que a pesar de que el secuestro de los 82 furgones "no tiene nada que ver con el allanamiento", la División de Finanzas ordenó su retención por sospechar que ingresaron como una especie de contrabando al país.

El apoderado legal afirmó que el problema es que cuando los contenedores ingresaron a El Salvador contaban con una guía de tránsito que había expirado.

El abogado expuso que han priorizado en resolver la entrega de las cajas y paquetes antes que solventar la incautación de los contenedores que trajeron -según él vacíos- con el fin de venderlos u ocuparlos para el traslado de los paquetes.

Aunque dice contar, desde ayer, con los títulos de propiedad que le envió la empresa a la cual le habrían comprado los contenedores, indicó que resolverá después este problema.

Que llamen al call center

Cuestionado por los señalamientos que han hecho cientos de salvadoreños a través de medios electrónicos de elsalvador.com, Rosales aseguró que los están atendiendo a través de un Call center.

Ayer se constató que en las oficinas del #5367 de la Calle El Mirador, en la Colonia Escalón, no hay atención al cliente.

El abogado confirmó que pese al proceso judicial y al atraso en la entrega de los paquetes, continúan sus actividades normales, al recibir paquetería de sus clientes en Estados Unidos.

Según él, la Aduana está recibiendo los contenedores recién llegados para su revisión respectiva. La aduana por su parte confirmó que recibe mercadería reciente y que ya no tiene ningún paquete correspondiente al período comprendido entre octubre de 2007 a enero de 2008.