Intento de engañar y manipular a jueces

Hace unos días una amiga abogado me contaba que se había enterado por sus colegas que un grupo pro "gay", estaba visitando a los jueces en el país para convencerlos de que los homosexuales son mejores padres que los heterosexuales, pues decían que había menos violencia "familiar" entre ellos.

Todo este esfuerzo que se hace callada pero cuidadosamente, es para imponer una agenda anti familia, contrario al orden natural, muy peligrosa para los niños que irán en adopción y para la sociedad en general. Debido al incremento de personas "saliendo del closet" adoptando niños, ya existen muchos estudios de lo que sucede a los niños en estas situaciones.

Las estadísticas mundiales demuestran que los niños adoptados o nacidos de homosexuales sufren más abusos físicos, sexuales, abandono, traumas, complejos y como consecuencia tienen baja autoestima, malas notas, rebeldía, problemas de drogadicción, abuso de alcohol, viven una sexualidad desordenada, convirtiéndose en un serio problema económico para el país.

Es lógico que las personas que viven un estilo de vida homosexual deseen ser aceptados y por eso muchos trabajan para conseguir privilegios especiales, pero lo más peligroso es que han logrado imponer leyes en varios países, que dan penas de prisión a cualquiera que no acepte sus exigencias.

Un ejemplo reciente es el que publicó Noticias Globales este mes de marzo sobre Brasil. En él informa que la Cámara de diputados aprobó un proyecto de ley mordaza pro-gay sobre crímenes de lo que ellos llaman "homofobia", que ingresó en el Senado. Si la Cámara de senadores lo aprueba implantaría una ideología de Estado pro-gay pues adelanta, en cierto modo, lo que pretende aplicar en toda América la Organización de Estados Americanos (OEA) con la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y otras formas conexas de Intolerancia.

El proyecto que penaliza "los crímenes resultantes de la discriminación o preconceptos sobre género, sexo, orientación sexual e identidad de género", viola el principio de igualdad ante la ley, el derecho a libertad religiosa, el derecho de los padres a la educación de los hijos y el derecho a la libertad de enseñanza, porque impide toda opinión o manifestación de convicciones contrarias al homosexualismo "de orden moral, ético o filosófico" --en público o en privado--, bajo pena de tres a cinco años de prisión y multa.

También se sanciona con pena de uno a tres años cárcel por impedir el ingreso de homosexuales a cualquier lugar, público o privado, abierto al público; negar, impedir, retardar o excluir el empleo o la promoción jerárquica o profesional de homosexuales, en cualquier nivel del sistema educativo, público o privado; impedir o restringir las expresiones o manifestaciones de afectividad entre homosexuales en locales públicos o privados abiertos al público; se tendrá como delito también retirarse de un lugar público como rechazo a esas manifestaciones de afecto homosexual o prohibir la libre expresión de afectividad de los ciudadanos homosexuales, bisexuales o transgéneros, incluso en las escuelas (de dos a cinco años de reclusión).

Además, cancelar un contrato de trabajo --incluido el trabajo doméstico-- a causa de la orientación sexual (fuentes de Brasil recalcan que una familia no podría despreciar a una niñera lesbiana, aunque ésta pervierta a sus hijas).

Es conocido el empeño del gobierno de Brasil de imponer la reingeniería social anticristiana no sólo en su país, sino en toda América a través de la futura Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y otras formas conexas de Intolerancia, que se tratará en la próxima Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA). Brasil, Chile y Argentina encabezan la ofensiva "pro-gay" en el continente dice Noticias Globales. En 2005, con apoyo de la Comisión Interamericana de Mujeres, organismo de la OEA, Brasil inauguró el plan "Brasil sin homofobia".

No permitamos que El Salvador caiga en la trampa de muchos países. Defendamos la familia, la niñez, los derechos de los padres como primeros educadores, la moral y la ley natural. Pidamos todos que se ratifique la reforma constitucional que define el matrimonio entre un hombre y una mujer y protege a los niños que serán adoptados.

*Columnista de El Diario de Hoy.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.