resumen noticias
Además en

Consulado salvadoreño realiza mamografías en Manhattan

Héctor Sermeño Viernes, 7 de Junio de 2013

El consulado salvadoreño de Manhattan, realizó una jornada de exámenes de mamografías el pasado viernes 31 de mayo; en coordinación con la Fundación Italo-Americana del Cáncer y el programa de detección precoz del cáncer de mama.

"Fueron más de 30 mujeres las que acudieron al llamado del consulado, para realizarse dicha prueba. Esto en el contexto del incremente de cáncer de seno a nivel global y lo caro que resulta cualquier tratamiento clínico en la ciudad de Nueva York, cuando no se tiene un seguro médico", declaró a elsalvador.com; la Cónsul General de Manhattan, Sandra Maribel Cruz.

Los exámenes se llevaron a cabo desde las 9 de la mañana, en una unidad móvil que previamente había sido estacionada frente a las instalaciones del consulado salvadoreño ubicado en el 46 Park Avenue de Manhattan. Al interior de dicha primeramente se llenaba el papeleo correspondiente y luego pasaban a la prueba especifica, tal como lo detalló, Colleen Cashman, una de las trabajadoras de la Fundación, mientras luchaba por controlar el calor agobiante que en estos días en la Gran Manzana sobrepasa los 90 grados Fahrenheit.

"Etimológicamente se conoce como mamografía o mastografía a la exploración diagnóstica de imagen por rayos X de la glándula mamaria, mediante aparatos denominados mamógrafos. Estos aparatos disponen de tubos de emisión de rayos X especialmente adaptados para conseguir la mayor resolución posible en la visualización de las estructuras fibroepiteliales internas de la glándula mamaria", agregó Cashman.

"El papeleo que las pacientes tienen que llenar para hacerse la prueba es muy sencillo; simplemente deben responder a preguntas muy generales, pero que son necesarias antes de realizarse la prueba. Como por ejemplo: la edad, si tienen algún tipo de historia de cáncer en la familia y lo mas importante es informar cuando fue la ultima vez que se hicieron este examen clínico", detallo Julie Rodríguez, del personal del consulado.

Rodríguez añade además que el consulado contactó telefónicamente a las mujeres mayores de 40 años que llegaron a solicitar cualquier tipo de servicios de los que ofrece esta sede diplomática, durante los meses de marzo, abril y mayo. Una labor que no fue fácil, ya que es mayoritariamente una población femenina joven la que demanda estos servicios.

"La mayoría de las pacientes atendidas no se había hecho nunca este examen, pese a lo importante que resulta para la salud de las mujeres. Incluso algunas reconocieron con sólo habían estado frente a un doctor a la hora de dar a luz a sus hijos. Lo que demuestra la falta de información que la gente tiene respecto al tema del cáncer de mama; el cual se maneja todavía como un tema tabú en nuestras comunidades", reconoció Rodríguez.

A eso de las 11 de la mañana había unas 5 personas dentro de la unidad móvil llenando el papeleo para hacerse la prueba. 3 de ellas eran salvadoreñas. La primera era Juventina Joya, de 48 años de edad, originaria de Corinto, Morazán, quien vive en el Bronx desde hace 15 años y tiene 3 hijos. La segunda, Ana Artiga, de 42 años de edad, tiene 2 hijos; es originaria de San Salvador y reside en el Bronx desde hace 20 años. Y finalmente Yanira Hernández de 45 años, originaria de San Salvador, vive en Queens desde hace 4 años y tiene 3 hijos. Las otras dos eran una de Filipinas y la otra puertorriqueña.

Coincidentemente, ninguna de las compatriotas se habían hecho nunca esta prueba, pese a la mamografía es un examen recomendado especialmente a las mujeres después de los 40 años y los motivos pueden ser diversos; especialmente el costo de este tipo de pruebas en los hospitales o clínicas de la gran manzana. "El costo de este examen en cualquier clínica u hospital de Nueva York puede costar, desde unos $200 cuando el paciente cuenta con un seguro médico, hasta mas de mil dólares cuando los pacientes carecen de ese seguro de salud" dio a conocer Colleen Cashman.

"Hay muchos de estos programas que el consulado salvadoreño en Manhattan está planeando implementar, todo con el firme propósito de contribuir a mejorar la calidad de vida de sus conciudadanos en la ciudad que nunca duerme", finalizó la cónsul Cruz.