Comienza emisión del DUI en Canadá

La oficina en Montreal funcionará de lunes a viernes de 9:30 a 4:30 p.m.

FOTO EDH/Y. ORTIZ

Tras presentar su partida de nacimiento, registrar su firma y haber sido tomadas sus huellas dactilares de forma electrónica, el salvadoreño Rafael Marroquín, ha sido el primer demandante del Documento Único de Identidad (DUI) en las recién inauguradas oficinas dentro del consulado de Montreal, Quebec.

Se trata de la primera agencia del Registro Nacional de Personas Naturales (RNPN) en Canadá, donde según cifras de la sede diplomática residen unos 40,000 salvadoreños de primera generación que podría requerir el carnet.

El encargado de ese despacho, Mario Leiva dijo que el software utilizado cumple con los requisitos de seguridad necesarios. Tras la captura de datos, un proceso que podría tardar entre 20 a 30 minutos, los interesados tendrán su documento en un lapso de 3 semanas.

Durante el acto de inicio de funciones, la cónsul general, Verónica Pichinte resaltó que el DUI no sólo servirá para "identificarnos como salvadoreños, para ejercer trámites legales en nuestro país sino también por primera vez ejercer el derecho al sufragio en el exterior en las próximas elecciones para presidente y vicepresidente".

El presidente del RNPN, Fernando Battle dijo a los asistentes "si ustedes así lo quieren, se organizan y lo apoyan, (el DUI) ha venido para quedarse. Esto no es como un circo en nuestros pueblos que llega, levanta la carpa y se va después de la fiesta".

El funcionario expresó que no se tiene el "modelo perfecto" y que se irá haciendo ajustes en el camino. Por el momento, se cuenta con dieciséis oficinas en Estados Unidos y para la semana próxima se habrán habilitado las cuatro programadas en Canadá. La emisión del documento de identidad en el exterior cuenta con un presupuesto anual de 1 millón 300 mil dólares.

Battle asegura que la demanda del DUI es enorme no sólo en Estados Unidos sino fuera del continente americano. "En Italia y Australia ya lo demandan, para allá vamos, con el apoyo de la Asamblea Legislativa y del Ministerio de Hacienda".

El Embajador de El Salvador en Canadá, Oscar Mauricio Duarte aprovechó la presencia de los diputados José Francisco Merino y Jackeline Rivera para señalar la necesidad de poner en manos del RNPN la emisión de las partidas de nacimiento.

"Porque lo engorroso de ésto va a ser obtener la partida de nacimiento, para que esta inversión del Estado tenga mérito. De nada sirve si nosotros como ciudadanos no ponemos de nuestra parte", dijo Duarte.

La diputada Rivera asintió a lo expuesto por el Embajador y aseveró que se está "trabajando para ver la manera en que el RNPN pueda emitir certificaciones, esa es una deuda desde la Asamblea Legislativa".

Rivera considera que "el arraigo de los salvadoreños está a flor de piel" dado el interés de los connacionales por obtener el documento de identidad, por lo que considera que los espacios habilitados aún no son suficientes.

Segunda fase

El presidente del RNPN, Fernando Battle, ya habla de la próxima etapa: llevar el DUI a México, Centroamérica, Suramérica, Europa y Australia, donde hay representaciones diplomáticas salvadoreñas.

La diferencia es que ahí, será una emisión temporal, es decir que las oficinas se instalarán por lapsos determinados de tiempo y se trasladará a otro país para satisfacer la demanda de otros compatriotas.

Exposición de afiches

Con motivo del 33 aniversario de la muerte de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, la Fundación Romero de Montreal inauguró una exhibición de afiches conmemorativos efectuados, cada año, en memoria del sacerdote asesinado el 24 de marzo de 1980, en San Salvador.

El acto se llevó a cabo durante la inauguración de la oficina del DUI en el consulado de El Salvador en Montreal. La exposición estará abierta hasta el 18 de abril.

Mientras que para el 24 de marzo está programada una misa para recordar al prelado y la develación de un busto donado por el Ministerio de Relaciones Exteriores. La actividad tendrá lugar en la Iglesia Saint Arsene, donde tiene sus oficinas la Fundación Romero de Montreal.