Refuerzan inglés ante eventual reforma migratoria

Unos 200 estudiantes recibieron sus certificados de inglés en diferentes niveles en un ambicioso programa de enseñanza del idioma que maneja la organización pro inmigrantes Casa de Maryland, el costo de los cursos es de $130 dólares por tres meses, la inscripción para el primer ciclo de año venidero será el lunes 10 de diciembre.

Unos 200 estudiantes del programa, que en su totalidad asiste a unos 500 alumnos en los programas educativos que se imparten en siete centros de ese estado, se les instó a aprender el inglés para ser eventualmente elegibles ante una reforma migratoria que demandaría el dominio de la lengua oficial de Estados Unidos.Foto TOMAS GUEVARA

Decenas de salvadoreños y de otras nacionalidades avanzan en los programas de inglés que imparte la organización Casa de Maryland, que tiene como meta lograr que los inmigrantes se acoplen en el menor tiempo posible con el aprendizaje de una segunda lengua para su inserción en el mercado laboral de Estados Unidos

y en preparativos ante una eventual reforma migratoria que demandaría de los foráneos el dominio del inglés.

Unos 200 estudiantes originarios de 10 países acudieron al auditorium de la escuela secundaria Northwood en Silver Spring, Maryland para recibir los certificados en los diferentes niveles de enseñanza del idioma que sirve la principal organización pro inmigrantes de ese estado, con el apoyo de los condados de Prince George's y Montgomery, la ciudad de Baltimore y la empresa privada.

El salvadoreño Carlos Muñoz, quien reside en Maryland desde hace 12 años y es beneficiario del Estatus de Protección Temporal (TPS) fue uno de los graduandos del programa, y espera pasar a un inglés intermedio avanzado el próximo año.

"Cada vez es más indispensable hablar inglés para trabajar y mejorar nuestra situación, yo trabajo en un hospital y con el paso del tiempo nos están exigiendo que hablemos más ingles, porque mi trabajo es trasladar pacientes no solo hispanos", comenta el salvadoreño originario de Berlín, Usulután.

La coordinadora del programa de inglés de Casa de Maryland, Yecenia Castillo, comenta que el programa que tiene inscritos unos 500 estudiantes en siete centros de la organización en varios puntos de Maryland, tiene como objetivo dotar a los estudiantes de bases sólidas para dominar el inglés como segunda lengua.

En cada unidad, explica Castillo, también salvadoreña, se refuerzan áreas distintas en el proceso de enseñanza, como lectura y escritura, gramática y conversación para que al finalizar los módulos de 3 meses cada uno, el estudiante tenga la oportunidad de rotar con la práctica en todos los ámbitos del inglés.

Una de las dificultades que se presentan en los cursos, es las bases de educación dispares con que llegan los estudiantes al aula, además de las edades, en algunos casos son inmigrantes que tienen una base sólida de educación hasta graduados universitarios que coinciden en los cursos con personas de mínima escolaridad.

"Esa es una dificultad que se nos presenta, pero tratamos de explicar a los profesores esta realidad para que puedan manejar los cursos y tomen en cuenta ese punto, porque no podemos separarlos, lo que sí hacemos es que si alguien no sabe leer se remite al programa de alfabetización primero", enfatiza Castillo.

La salvadoreña Elizabeth Osorio, que llegó a Maryland hace dos años, obtuvo su licenciatura en Laboratorio Clínico en El Salvador antes de inmigrar. Las clases de inglés que recibió en las aulas universitarias se quedaron cortas para las necesidades de comunicación que le demanda su estancia en Maryland.

"Creo que cualquier persona que piensa emigrar para acá es recomendable que tome clases de inglés allá en serio para venir un poquito preparado y para incorporarse, porque sino es muy difícil" comenta Elizabeth que recibió su certificado para pasar a un nivel intermedio.

La directora de los programas educativos de Casa de Maryland, Virginia Kase, felicitó a los estudiantes reunidos en el auditorium para clausurar el año lectivo 2012, por su empeño y los instó a comprometerse de lleno en aprender el inglés que será decisivo para conseguir un estatus de residencia permanente en Estados

Unidos de aprobarse una eventual reforma migratoria.

Otros como la connacional Ana María Mejía, originaria de San Salvador, quien entró este semestre al nivel básico, asegura que los $130 dólares por semestre que cuestan los cursos de inglés son accesibles y una oportunidad para aprender el idioma que ofrece Casa de Maryland; ella tiene cinco años de residir en Estados

Unidos, y cuando llegó al Área Metropolitana de Washington tomó cursos de mantenimiento de edificios y aire acondicionado para obtener licencias para trabajar en esas especialidades, ahora tiene como meta dominar el inglés.

El programa de inglés Casa – ESOL está organizado en seis niveles y los estudiantes reciben unas 8 horas por semana en módulos de tres meses, en los que cada alumno es tutelado por profesores del idioma inglés contratados por el programa; también, por el voluntariado de profesores universitarios retirados que se han sumado a este ambicioso proyecto a favor de los inmigrantes.