Los colores despiertan emociones

Tienen la capacidad de crear sensaciones, provocan reacciones, calman dolencias, mejoran el humor y orientan el comportamiento de las personas, gracias a un "poder escondido" que los caracteriza

La diversidad de colores y tonos se aplica en distintas áreas o circunstancias como: la decoración de una vivienda, la vestimenta que se utiliza a diario, los sitios donde se comercializan alimentos, los centro de trabajo y estudio, entre otros.

Marina Zimmer, diseñadora de interiores detalla que "existen dos tipos de colores: los primarios; amarillo, rojo y azul, y los secundarios; naranja, verde y violeta".

Los primeros, explica la experta, se caracterizan por ser colores puros, es decir, que no se obtienen de ninguna mezcla, mientras que los segundos se logran a partir de hacer diversas combinaciones de los tonos primarios, de los cuales surge una infinidad de matices.

Ambos además presentan otra particularidad, se clasifican en cálidos (rojos, amarillos y naranjas) y en fríos (azules, verdes, violetas), esto responde a la sensación térmica que producen en las personas.

Cuanto más azul se presenta un color más frío parecerá, en cambio el tono rojo mientras más fuerte se aplique, más intenso será el efecto de calor que ofrecerá.

La especialista aclara a qué grupo corresponde cada uno.

"Los colores cálidos son aquellos que están conformados por los que van desde el rojo hasta el amarillo dentro de círculo cromático, éstos estimulan, alegran y generan una noción de calor".

"En cambio los fríos provocan la sensación de serenidad, recogimiento, pasividad, lealtad, confianza, sabiduría e incluso sentimentalismo y son representados por las variedades de azules, violetas y verdes", precisa Zimmer.

Conocer los efectos

Por su parte, Beatriz Figueroa, especialista en decoración de la empresa Bazicos, comenta que durante todo el día los colores se encuentran presentes y muchas veces, se desconoce que a través de ellos es posible que aparezcan emociones, reacciones y estados de ánimo.

"Por eso es importante conocer sobre ellos, saber seleccionarlos, pero sobre todo conocer los beneficios que aportan".

Dentro de su experiencia profesional y en conjunto con diversos estudios realizados en torno al tema, las dos profesionales coinciden que el mejor espacio para disfrutar las bondades que ofrecen los colores son: el hogar, los centros de trabajo y las instalaciones educativas.

También confirman que los colores cálidos inspiran sensaciones positivas, brindan confianza, permiten tener una buena socialización, fomentan la creatividad y son ideales para los ambientes de oficinas, cocinas y áreas de estudio.

En cuanto a la gama de fríos, ambas profesionales comentan que se caracterizan por ofrecer paz y frescura.

Debido a éstas características los dormitorios, las áreas privadas y los cuartos de baño destacan para que sean aplicados.

Conocer cómo influyen los colores en el comportamiento, así como el estado de ánimo, permite tener un mejor control al momento de utilizarlos o aplicarlos dentro de un ambiente de acuerdo a su uso.