La técnica de extracción de células madre de la grasa se implementa en el país

El método incrementa la obtención de células madre que se utilizan en el plano estético y de salud

La novedosa técnica permite un tratamiento eficaz y duradero. Se recomienda hacerlo una vez al año para mantener activa la regeneración celular.

Hablar sobre tratamientos con células madre continúa generando un poco de tabú dentro de la sociedad salvadoreña, y quizá aún en la comunidad médica del país, ya que pese a conocer sus beneficios aún no forma parte de las principales opciones para tratar las diferentes afecciones.

No obstante, existe una clínica en El Salvador que ha decidido apostar por este revolucionario método curativo.

Desde hace poco más de dos meses, la Clínica Zaldívar empezó a desarrollar la extracción de células madre provenientes de la grasa corporal, una técnica que está revolucionando los tratamientos médicos por sus enormes beneficios.

Según Román Zaldívar, cirujano plástico de la Clínica Zaldívar e impulsor de la técnica en el país, originalmente las células madre las sacaban de la sangre, luego las sacaban de la medula ósea, pero después se descubrió que la grasa corporal también las contiene e incluso en mayor proporción.

"La sangre solo contiene 5 mil células madre por cc de sangre; del hueso solo se sacan 50 mil por cc de sangre y tiene la limitante de que no se pueden extraer más de 50 cc; pero de la grasa se pueden obtener de 7 a 14 millones por cc de grasa, y permite una extracción hasta de 60 cc, lo que se traduce en 800 millones de células madre por infusión de grasa", explicó el cirujano.

La técnica

Las células madre viven pegadas a las arteriolas de la grasa, cuando se extrae grasa se rompen arterias finas que están pobladas de células madre, de ahí su riqueza, explicó Zaldívar.

Una vez realizada la liposucción se elimina la sangre y se recombina con un reactivo importado de Europa. Los reactivos separan la grasa de las células madre.

"Cuando la grasa se mezcla con los reactivos se empieza a descomponer y se mete al centrifugador a 3,500 revoluciones y se hace la primer separación entre grasa y células madre", indicó el cirujano.

Se requiere una segunda centrifugación, pero esta vez a 4 mil revoluciones para extraer las células más pegadas.

"Una vez obtenidas las células madre se pasan en una 'triluz' y se dejan por 20 minutos, lo que hace que las células madres despierten y se empiezan a reproducir, luego se le agrega el plasma rico en plaquetas (PRP) para que las retroalimenten les den minerales y factores de crecimiento", detalló el galeno.

El producto final es la dosis que se inyecta en la sangre o en cualquier órgano dañado de la persona.

"Las células madre son células pluripotenciales que se pueden convertir en cualquier célula del cuerpo (órgano). Hay dos tipos: células embrionarias del feto y las células maduras que son las que viven en el individuo y el cuerpo las utiliza cuando hay un daño en el organismo para repararlo", explicó Zaldívar.

En el plano estético las células madre tienen la capacidad de rejuvenecer la piel, incluso de regenerar cicatrices que no hayan respondido a tratamientos anteriores como el láser.

Sin embargo, el propósito del cirujano Zaldívar es convertir está técnica en un tratamiento integral, que contribuya a su área cosmética, pero que también sea una opción de la medicina tradicional.

"Se ha descubierto que las células madre tienen la capacidad de corregir la diabetes, la tendinitis, artritis reumatoidea entre muchas otras enfermedades sistémicas; incluso se está utilizando para tratar la impotencia sexual", argumentó Zaldívar.

Asimismo, agregó que su objetivo es desmitificar el uso de está herramienta médica y colocarla como la primer opción del tratamiento.

"Para qué esperar a que el paciente se encuentre en estado terminal para usar las células madre, si la tecnología de punta facilita su obtención y contrario a lo que se puede pensar, el tratamiento es muy accesible (...) Mi objetivo es trabajar en conjunto con otros especialistas para mejorar la calidad de la salud en el país; yo les propongo realizar el proceso de obtención de las células madre y ellos se encargarán de aplicarlas desde su rama médica", apuntó.

Otras opciones

La clínica CRIOVIDA es otra institución que también trabaja con las células madre en El Salvador, pero de manera diferente.

Su especialidad es el almacenamiento de células madre pero de las que se obtienen del cordón umbilical, la placenta e incluso del tejido dental.

"Tiempo atrás la placenta y el cordón umbilical se consideraban únicamente desechos biológicos producto del parto, ahora se sabe que la sangre del cordón contiene componentes que podrían salvar vidas. Estas poseen varias características ventajosas, por encima de las células provenientes de la médula ósea y demás fuentes", aseguró Erika de Carías, directora médica de CRIOVIDA.

Según esta institución médica , actualmente se conoce que al menos 70 enfermedades son potencialmente tratables con el transplante de células madre obtenidas del cordón umbilical tales como desórdenes genéticos, leucemia, linfomas, problemas metabólicos, enfermedad de Crohn, enfermedades pulmonares, defectos óseos entre otras; además de ofrecer la posibilidad de regeneración de tejidos.

El procedimiento

CRIOVIDA forma parte del grupo latinoamericano de Cordón de vida con sede en Panamá, que promueve los beneficios de almacenar células madre obtenidas del cordón umbilical y del tejido dental.

La obtención de células madre dentales también ofrece una opción complementaria para ser utilizadas en la medicina y al odontología. Estas células son capaces de regenerar algunos tipos de tejido que la sangre del cordón umbilical no puede como la regeneración de huesos, neuronas, músculos, cartílagos.

La obtención de las células madre se realiza a través del ginecólogo que atiende el parto, quien debe colocar el material en un kit especial desarrollado por Cordón de vida.

En el caso de las células dentales, el odontólogo extrae el diente de leche del niño y lo coloca en un kit especial que luego es enviado al laboratorio Store-A-Tooth, para su almacenamiento.

Al momento de presentarse la necesidad de utilizar las células CRIOVIDA se pone en contacto con el banco de células madre y las hacen llegar a cualquier centro de trasplante autorizado a nivel mundial, siguiendo los estándares de calidad internacional.

Esta innovadora técnica ya es accesible para los salvadoreños, ya que CRIOVIDA ofrece planes de almacenamiento de 1, 6, 15 y 25 años. Y ofrece financiamiento de hasta 36 meses sin intereses.

Para más información puede llamar al a Clínica Zaldívar, el número de teléfono es 2124-7613, y su página web www.clinicazaldivar.com.

El número telefónico de CRIOVIDA es 2511-3044 y su correo .