resumen noticias
Además en

Millennials: la generación egoísta, narcisista y tecnológica

Se consideran parte de este grupo todos los nacidos entre 1980 y 1995. Crecieron en una época de prosperidad. El mundo estará en sus manos dentro de unas décadas

Texto: Alfredo García Ilustración: Alejandro Ibarra Sábado, 25 de Mayo de 2013

Nacieron en tiempos de bonanza económica y en familias de clase media. De niños jugaron con el Atari, el Nintendo, el Súper Nintendo y otros viodejuegos que le siguieron y esto los hizo despertar el interés por la tecnología.

Se trata de los Millennials, la generación nacida entre 1980 y 1995, aproximadamente. Aunque se trate de una generalidad, poseen características muy particulares por la que pasará a la historia.

La revista Time, que este mes dedicó su portada y un reportaje a este grupo, los describe como la generación del "yo, yo y yo", es decir, como personas muy egoístas cuyo mundo gira únicamente alrededor de ellos.

Además, son perezosos, mimados y aunque rondan los 30 años aún prefieren vivir en casa de sus padres "para ahorrarse la molestia" de llevar la responsabilidad de mantener una casa y una familia.

Pero no todos los adjetivos para los Millennials son malos, de hecho también poseen grandes habilidades y logros.

Más de la mitad posee un título académico y tiene un enorme interés por la tecnología, como usuarios y como creadores.

Aunque con sus respectivas características culturales, en El Salvador también existen muestras de este grupo.

"En lo personal me siento identificado con la tecnología, mi generación no ha conocido la vida sin computadoras. Soy un nativo digital. Me parece que es bueno. Soy de la generación que probamos el Internet, los mensajes instantáneos, reproductores de música portátiles...", afirmó Ernesto Alvarenga, un joven de 27 años y graduado en Ingeniería en Sistemas. Aún vive en casa de sus padres.

Origen del nombre

El término Millennials se debe a que se convirtieron en mayor de edad con la entrada del nuevo milenio y son hijos de la generación Baby Boom (nacidos entre 1950 y 1960, aproximadamente).

La agencia mundial OMD realizó una encuesta en 32 países a más de 2,500 personas de esta edad y determinaron algunas de sus particularidades. Debido a la crisis económica que ha explotado en los último años este grupo ha tenido que cambiar, según publicó el periódico abc.es, de España.

Según la encuesta de la OMD , los Millennials nacieron en una época de prosperidad económica (…) Las familias prosperaban y los niños vivían en hogares seguros y confortables.

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Clark, Estados Unidos, hecha entre jóvenes de 17 a 29 años se trata de jóvenes "fieles a sus convicciones, vagos y poco independizados: la mayoría vive con sus padres".

Debido a que la cultura y la circunstancias sociales tienen una influencia innegable, los Millennials varían en costumbres de acuerdo a cada país, aunque también la globalización y los medios masivos de comunicación han propiciado gustos y preferencias cada vez más comunes.

Tener acceso a educación universitaria ha sido otra de las ventajas de esta generación.

"Los Millennials tienen buenos grados de educación. De hecho, en España, cerca del 54% de estos tiene un título universitario. Pero a pesar de que son una de las generaciones más preparadas de la historia, al llegar al mercado laboral se encuentran con prácticas o contratos temporales", afirma el artículo de abc.es

"Tienen (los Millennials) una mentalidad más abierta de 'vivir la vida' y no tan agresiva como la de sus padres que trabajaban solo para ganar dinero y obtener un buen puesto en una empresa", afirmó Sergio Rodríguez, director de Investigaciones Estratégicas, que participó en el estudio de la OMD, en España.

La realidad indica que los Millennials tendrán en sus manos el rumbo del mundo en las próximas décadas. En Estados Unidos, para el año 2020 esta generación será el 40 % de fuerza de trabajo y para el 2025 serán el 75 %, según la Oficina de Estadísticas Laborales citada por The Wall Street Journal.

Esto los convierte en algo más que un simple grupo de jóvenes con una vida demasiado cómoda y amante de la tecnología, y los coloca en el rol de los futuros políticos y poderosos de cuyas decisiones dependerá el futuro de las siguientes generaciones y del planeta.