Reducir antibióticos da buen resultadoEl chupete ayuda a prevenir la muerte de cuna Tratamiento de la diabetes mejora con nuevo sistema

Según los científicos, su uso protege al recién nacido de la muerte súbita al mejorar su ritmo cardíaco. La investigación se basó en 89 estudios previos de 19 paísesEl método ayuda a regular de manera automática la liberación de la insulina en los pacientes, según la Universidad de Girona. Se teme que si los médicos recetan demasiados antibióticos aumente la circulación de bacterias resistentes a los fármacos disponibles

La resistencia a los antibióticos es un grave problema de salud pública mundial. foto edhEl uso del chupete para los bebés está recomendado en los Estados Unidos desde 2005. foto edhEl nuevo tratamiento aumenta la exactitud en la estimación de glucosa en sangre y regula la liberación de insulina.

El chupete previene la muerte súbita del lactante porque mejora el control cardíaco del recién nacido, según un estudio de científicos australianos.

Rosemary Horne, del Instituto Monash de Investigación Médica, explicó que diversos estudios han demostrado de forma consistente desde 2005 que el chupete protege al bebé contra la muerte súbita, pero éstos no explicaban claramente de qué forma contribuía a evitar la temida "muerte en cuna".

En la investigación presentada en la reunión anual de las Sociedades Académicas Pediátricas en Estados Unidos, Horne y sus colegas sugirieron que el uso del chupete protege al recién nacido de la muerte súbita mediante la mejora del control cardíaco.

Horne indicó que esta patología se relaciona con un fallo en el sistema cardíaco del infante cuando no se produce un ajuste adecuado al ritmo del corazón o a la presión sanguínea, así como a incapacidad de poder despertarse cuando se deja de respirar o se registra una caída súbita de la presión arterial.

El equipo de Horne centró su investigación en el impacto que tiene el chupón en la presión sanguínea y el ritmo cardíaco y para ello vigilaron durante varios días el sueño de 37 bebés de entre dos y cuatro semanas, dos y tres meses, y cinco y seis meses.

Los científicos también dividieron a los bebés en usuarios y no usuarios de chupetes para medir y comparar la presión sanguínea y el ritmo cardíaco y además los hicieron dormir boca abajo, una posición que se considera aumenta en los neonatos el riesgo de fallecer súbitamente.

Mejora ritmo cardíaco

Asimismo, hallaron que el acto de succionar el chupón aumentaba la variabilidad del ritmo cardíaco, que es una medida de las variaciones de los intervalos entre latido y latido y que indica la actividad de la regulación autónoma de la función circulatoria.

Sin embargo, las diferencias de la variabilidad del ritmo cardíaco solamente era evidente en el grupo de dos y cuatro semanas de nacidos, ya que los usuarios tenían una variabilidad más alta del ritmo cardíaco que los no usuarios cuando estos bebés no se encontraban succionando los chupones.

Horne dijo que el chupón parece mejorar el ritmo cardíaco en los recién nacidos, lo que parece servir como mecanismo para proteger contra la muerte súbita, aunque admitió que aún no ha resuelto el misterio sobre cómo evitar estos fallecimientos. Desde 2005, en Estados Unidos se recomienda el uso del chupete para los bebés, aunque Australia y Nueva Zelanda lo miran con recelo.—EFEInvestigadores de la Universidad de Girona (UdG) y de la Politécnica de Valencia (UPV) han desarrollado un nuevo sistema para mejorar el tratamiento de la diabetes, al ajustar la insulina que se libera en la sangre de cada paciente a través de los actuales dispositivos de tratamiento.

Según informa la UdG, este nuevo método, que se aplicará a pacientes con diabetes mellitus tipo 1, se basa en un algoritmo de calibración que aumenta la exactitud en la estimación de glucosa en sangre y ayuda a regular de manera automática la liberación de insulina.

Este sistema supone "un paso más en el desarrollo del páncreas artificial", ha señalado el investigador de la UPV Jordi Bondia.

Actualmente, el paciente que recibe una terapia intensiva de insulina afronta la contrapartida del incremento de episodios de hipoglucemia, por lo que resulta básico el seguimiento de la concentración de glucosa en el fluido intersticial.

El método desarrollado por la UdG y la UPV reduce el índice de error y el objetivo de los responsables de la investigación es que la monitorización continua deje de ser complementaria a la medición capilar. —EFELos programas que alientan u obligan a los médicos de hospital a reducir la indicación de antibióticos logran su objetivo y disminuyen la cantidad de bacterias peligrosas resistentes a los antibióticos.

El autor principal de la revisión señaló que el temor es que los médicos receten demasiados antibióticos, lo que aumenta la circulación de bacterias resistentes a los fármacos disponibles.

Esto hace que los pacientes se vuelvan más vulnerables a las infecciones secundarias y oportunistas.

"La resistencia a los antibióticos es un problema de salud pública mundial cada vez más grave. Existe la preocupación en el mundo de que terminaremos rodeados de bacterias resistentes a los antibióticos existentes", dijo el doctor Peter Davey, de la Universidad de Dundee, Escocia, sobre los resultados publicados en Cochrane Library.

Con su equipo buscó en las bases de datos de las investigaciones médicas estudios de alta calidad sobre la efectividad de los programas hospitalarios para reducir la cantidad de indicaciones de antibióticos, si dañaban a los pacientes y si disminuían la cantidad de bacterias resistentes o de infecciones asociadas.

En los 89 estudios de 19 países hallados, se evaluaron tres tipos de programas. Un enfoque había logrado reducir la cantidad de indicaciones de antibióticos con la imposición de algunos requisitos, como exigir la aprobación de un experto o completar más formularios.

Otro grupo de programas apuntaron a persuadir a los médicos con educación y recordatorios sobre el uso seguro de los antibióticos.

El tercer tipo de intervenciones se orientó a mejorar los análisis de laboratorio e implementar herramientas informáticas para la toma de decisión clínica. Los programas que limitaban la capacidad médica de recetar antibióticos eran un 32 por ciento más efectivos en el primer mes que los que trataban de persuadir y educar. El equipo halló también que los programas orientados a acelerar las pruebas de laboratorio y con herramientas informáticas para mejorar la toma de decisión ayudaron a los médicos a indicar más tratamientos adecuados.—REUTERS

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.