Microsoft incrementa sus anuncios contra Google

La tercera fase de la campaña de mercado llamada "Scroogled" comenzó ayer. En ella se describe a Google como una compañía tramposa interesada en aumentar sus ganancias

Microsoft está atacando de nuevo a Google con anuncios mordaces que dejan entrever tanto el dramático cambio en el panorama competitivo del sector tecnológico como la animosidad entre los dos rivales.

La iniciativa lanzada el martes representa la tercera fase de una campaña de mercadotecnia de cinco meses que Microsoft Corp. llama burlonamente "Scroogled" (que popdría traducirse como avaricioso).

Los anuncios, que han salido en Internet, en la televisión y en la prensa, describen a Google como una compañía tramposa más interesada en aumentar sus ganancias y poder que en proteger la privacidad de las personas y proporcionar resultados de búsqueda imparciales.

En esta ocasión, Microsoft está vilipendiando a Google Inc. por compartir algo de la información personal que reúne sobre la gente que adquiere aplicaciones diseñadas para operar en los teléfonos polifuncionales y en las computadoras tipo tableta cuyo sistema operativo es el software Android de Google.

Anuncios anteriores han criticado la añeja práctica de Google de revisar electrónicamente el contenido de las cuentas en el correo electrónico Gmail para ayudar a vender anuncios.

Además recientemente atacaron una política recién introducida que requiere que los vendedores al por menor paguen para aparecer en la tienda de compras del motor de búsqueda de Google, el líder en este aspecto en Internet.

"Creemos tener una mejor alternativa que no hace este tipo de cosas infames", expresó Greg Sullivan, gerente de Windows Phone de Microsoft, la rama de la empresa que critica la distribución que hace Google de información personal sobre los compradores de las aplicaciones para Android.

Sin embargo, los dardos publicitarios de Microsoft podrían ser contraproducentes.

Estrategia de doble filo

Incluso mientras ayudan a atraer la atención hacia las prácticas de Google que podrían impulsar a algunos consumidores a migrar a servicios distintos, también sirven como recordatorio de los intentos de Microsoft "costosos y fútiles en su mayor parte" por superar a su rival con tecnología más atractiva.

"Siempre el que va perdiendo es el que hace publicidad negativa como esta, y no hay duda de que Microsoft es ahora el que va perdiendo", manifestó Jonathan Weber, que ha estado dando seguimiento a la campaña "Scroogled" de Microsoft para la firma de consultoría LunaMetrics.

Por otro lado, Google ha evolucionado de ser una simple iniciativa en Internet hasta convertirse en un gigante que opera servicios en la red mundial y en dispositivos móviles que absorben detalles íntimos de la vida de las personas.

A pesar de las repetidas afirmaciones de su gerencia de que respeta la privacidad personal, la empresa ha experimentado varios fallos que le han granjeado multas, acuerdos judiciales y burlas en todo el mundo y por su puesto algunas pérdidas millonarias.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.