Carcinoma y melanoma, los enemigos de la piel

El cáncer cutáneo es causado por la sobreex-posición a los UV del sol o fuentes artificiales La protección solar se recomienda cuando el índice de radiación ultravioleta es de tres o mayor

Cerca de 66 mil personas mueren por cáncer de piel cada año

Según la OMS el principal factor de riesgo es la radiación ultravioleta (UV) ya que el sol es la principal causa de mutaciones celulares que pueden asociarse con cáncer de piel.

Ver en Media Center >

Cada año se producen en el mundo entre dos y tres millones de nuevos casos de cáncer de piel no melanocítico y más de 130 mil nuevos casos de cáncer de piel melanocítico. Y se estima que anualmente mueren 66 mil personas por melanomas malignos y otros tipos de cáncer de piel, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"El principal factor de riesgo es la radiación ultravioleta (uv), ya que el sol es la principal causa de mutaciones celulares que pueden asociarse con cáncer de piel", argumentó José Enrique Hernández Pérez, dermatólogo-cirujano cosmético y secretario general de la MSAACS (Mesoamérica Academy Cosmetic Surgery).

Sin embargo, los rayos ultravioletas no son los únicos detonantes del cáncer de piel. Hernández explicó que también existen otras fuentes de radiación como las computadoras, luz blanca de oficinas, camas solares, etc.

La OMS estima que en cantidades pequeñas las radiaciones ultravioleta son beneficiosas para la salud y desempeñan una función esencial en la producción de vitamina D. Sin embargo, la exposición excesiva a ellas se relaciona con diferentes tipos de cáncer cutáneo, quemaduras de sol, envejecimiento acelerado de la piel, cataratas y otras enfermedades oculares.

También se ha comprobado que estas radiaciones aminoran la eficacia del sistema inmunitario, según la OMS.

La sobreexposición a las fuentes de radiación (naturales o artificiales) causa diferentes tipos de cáncer en la piel. Los más comunes, señaló el dermatólogo, son el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma maligno.

El especialista recalcó que este último (el melanoma maligno) es el más agresivo de todo el organismo, capaz de extenderse a cualquier parte del cuerpo en muy poco tiempo.

El carcinoma basocelular es un cáncer cutáneo de crecimiento lento que predomina en las personas mayores.

Y el carcinoma espinocelular es un cáncer maligno que generalmente avanza con menor rapidez que el melanoma y ocasiona la muerte con menor frecuencia.

Identifique los tipos de cáncer

Para cada tipo de cáncer existen características especiales que pueden ayudar a diferenciarlos, pero el experto recomendó tener en cuenta que lo que valida el diagnóstico es únicamente una biopsia.

"En general se debe tener en cuenta que si tenemos un tumor o una úlcera por más de dos meses que no cicatriza o se resuelve, lo ideal es consultar con un dermatólogo para evitar una complicación", explicó.

El cáncer basocelular generalmente aparece en adultos de 50 años. Se caracteriza por una lesión o úlcera abierta que sangra, supura o forma una costra y permanece abierta durante unas semanas, las cuales pueden sanar aparentemente, pero reaparecen con las mismas particularidades.

Asimismo las lesiones pueden presentarse como manchas rojizas, protuberancia brillante o nódulo perlado o translúcido.

El basocelular no tiende a diseminarse ni ha provocar metástasis.

Mientras que el espiniocelular se caracteriza por una la lesión cutánea en forma de infiltración dura, sobre la cual pueden aparecer formaciones a manera de verrugas y ulceraciones. En la mayoría, en la parte superior de esta formación (parecida a un volcán) se ve una costra oscura o negra que si se extirpa produce una hemorragia de pequeñas proporciones.

El espinalioma es peligroso, pues posee la capacidad de presentar metástasis a otras partes del cuerpo. Generalmente se da en hombres por encima de los 55 años de edad y con piel clara y probablemente con pecas.

El melanoma maligno se identifica por un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar. La mayoría de los melanomas tiene un área negra o negra azulada.

El melanoma también puede aparecer como un lunar nuevo. Puede ser negro, café o canela o "de aspecto desagradable".

Este tipo de lunares tiene una textura grumosa y con bordes asimétricos. A diferencia de los anteriores, el melanoma es un cáncer agresivo e invasivo y causa metástasis.

Los tratamientos

Lo ideal es la cirugía, aseguró Hernández. "Siempre que hablamos de cáncer de piel la cirugía es al mejor opción, ya que permite remover en profundidad y diámetro el tumor", señaló.

Sin embargo, dijo que hay algunos casos en los cuales es difícil poder llevar a cabo este procedimiento, ya sea por la salud del paciente, edad muy avanzada, etc.

"En estos casos hay algunos procedimientos como la criocirugía, radioterapia o algunos otros medicamentos que pueden ser indicados por un dermatólogo calificado para su manejo", aseguró.

El dermatólogo recomendó que una persona que tenga antecedentes de tipo genético o que haya sufrido el padecimiento deberá evitar la exposición a luz ultravioleta, y ante cualquier duda de "malignidad" en alguna lesión deberá consultar con un dermatólogo calificado.

De igual forma aconsejó la utilización de protectores solares como medida de prevención. "Es importante tener en cuenta que no tenemos que basarnos solamente en el factor de protección solar o SPF, ya que actualmente se sabe que la protección que nos brinda un protector con SPF 30 es suficiente".

Por otro lado, apuntó que es igual de importante el componente activo con que este protege, así como tener en cuenta las características de la piel de cada paciente, pues esto influye directamente tanto en la constancia de la aplicación como en la efectividad de la misma.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.