Dime qué navegador usas y te diré cuán rápido eres

El Internet Explorer ha quedado obsoleto por sus vacíos y desventajas comparado con otros

SvCommunity es una de las comunidades virtuales más populares de el país. El cierre afectado.

La experiencia de navegar por Internet puede ser de lo más agradable o hasta una verdadera pesadilla, todo gracias al tipo de navegador que emplee en su computadora.

Según la empresa de seguridad informática Kaspersky, el 23 por ciento de los usuarios de Internet utiliza versiones antiguas y obsoletas de los navegadores web.

Por tradición, comodidad o desinformación, Internet Explorer continúa siendo uno de los más usados, a pesar de haber sido superado en beneficios por otros. Las versiones 6, 7 y 8 están completamente obsoletas. Su versión más reciente es la 10 y fue publicada a finales de 2012.

El riesgo de mantener un navegador desactualizado es que la mayoría de ataques informáticos están dirigidos para este tipo de sistemas.

"No solo es importante mantener actualizado el navegador, sino también el resto de aplicaciones y extensiones asociadas al mismo; es decir, disponer de las últimas versiones de plugins propietarios que permiten disfrutar de tecnologías multimedia como Adobe Flash, Java o Microsoft Silverlight", afirma un artículo publicado la semana pasada en www.20minutos.es.

Otro de los principales beneficios de mantener el navegador actualizado es simplemente que se vuelve más rápido para cargar las páginas web y no tendrá problemas de incompatibilidad con los requisitos de cada sitio, lo que mejora la experiencia de navegación.

Un ejemplo de esto es que Facebook y el correo de Gmail trabajan con tecnologías que ya no son compatibles con Internet Explorer 6, por que lo que si aún lo usa no podrá visualizar todas las herramientas de esos servicios.

Uno de los navegadores (browser, en inglés) más usados desde los últimos años debido a su practicidad y efectividad es Google Chrome. Es gratuito y trabaja con códigos abiertos.

Según varios sitios especializados, Google Chrome posee alrededor 310 millones de usuarios en todo el mundo.

Su cuota de mercado se situaba aproximadamente entre el 17% y 32 % para finales de junio de 2012, con mayor uso en Latinoamérica.

El uso de este navegador facilita los diversos servicios de Google como Google Docs, Google Translate, Google Calendar y Gmail.

Por su parte, Mozilla Firefox se caracteriza por cargar rápidamente los sitios favoritos del usuario, navegación por pestañas y corrector ortográfico. Es uno de los más personalizables y más seguros, por el momento.

Otros navegadores muy utilizados son Opera y Safari.

La últimas versiones de Internet Explorer, Google Chrome y Firefox cuentan con un sistema de actualización automática de la aplicación. Esto permite que el sistema descargue e instale de forma automática una nueva versión del navegador en segundo plano.

"Para que esta actualización sea efectiva es necesario reiniciar el navegador. Google Chrome realiza esta acción, pero nunca advierte al usuario que debe volver a ejecutar la aplicación, mientras que Firefox avisa mediante una notificación si pasan más de 24 horas sin reiniciar el navegador", explica el artículo de 20minutos.es.

Expertos informáticos aclaran que ningún navegador es completamente seguro por sí solo, por eso es fundamental que el usuario tome las medidas básicas de seguridad. Entre ellas; no abrir correos de fuentes sospechosas o con temas sensacionalistas, no revelar datos personales a través de correo o página web y mantener su antivirus actualizado.