Reemplazo de rodilla aumentaría el peso

Lo ideal es consultar con un nutricionista y un fisioterapeuta para modificar el estilo de vida tras la cirugía.

A los cinco años del reemplazo de rodilla, el 30 por ciento de 917 pacientes operados había engordado, apuntaron los investigadores.

Tener sobrepeso aumenta el riesgo de necesitar un reemplazo de rodilla, pero un nuevo estudio demuestra que la cirugía también puede elevar el riesgo de engordar.

Tras analizar las historias clínicas de casi 1.000 pacientes operados, el equipo halló que el 30 por ciento había engordado un 5 por ciento o más de su peso en los cinco años posteriores a la intervención.

Una explicación sería, para los especialistas, que los pacientes pasaron años adaptándose al dolor con una reducción de la movilidad y no modificarían sus hábitos automáticamente cuando el dolor disminuye.

"Con el reemplazo de rodilla, los pacientes se fortalecen y se mueven mejor, pero ellos no sacarían ventaja de esa mejoría funcional" para ser más activos, dijo Joseph Zeni, profesor de fisioterapia de University of Delaware.

"Pienso que está asociado con el hecho de que no nos ocupamos de que modifiquen las conductas que adoptaron durante el avance de la artritis antes de la cirugía", agregó Zeni, que no participó del estudio.

Cada año, en EE.UU., cientos de miles de estadounidenses se realizan un reemplazo de rodilla. El objetivo de la cirugía es aliviar el dolor y aumentar la movilidad, pero el autor principal del estudio, Daniel Riddle, profesor de Virginia Commonwealth University, señaló que con su equipo había observado que los pacientes tendían a engordar después de la operación. —Reuters

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.