resumen noticias
Además en

Las mejores formas de invertir el aguinaldo

Antes de comenzar a disfrutar de este dinero "extra" debe tomar algunas medidas de seguridad para evitar ser víctima de robo o estafa

Martes, 4 de Diciembre de 2012

Muchas personas están próximas a recibir en los siguientes días el esperado aguinaldo, un porcentaje adicional al salario que la ley obliga a todos los empleadores a pagar, de acuerdo con la cantidad de tiempo que el empleado lleva de laborar para la empresa.

Pero antes de pensar en qué invertirá ese dinero es importante que tome ciertas medidas de seguridad para prevenir ser víctima de robo o estafa, ya que el riesgo es mayor en esta temporada del año, según el especialista en seguridad bancaria de Banco Agrícola, Néstor Landaverde.

"Lo mejor es que cuando vaya a retirar el aguinaldo del cajero automático o del banco no lo saque todo de una sola vez, sino por partes, por si acaso es asaltado en la calle. Si puede es mejor que en lugar del efectivo use su tarjeta de débito", aconsejó Landaverde.

Además advierte que muchos estafadores están al acecho en los cajeros automáticos. "No se deje ayudar por nadie ni acepte que le presten el celular para hacer llamadas. Muchos estafadores ofrecen su celular a la víctima y quien recibe la llamada es otro estafador que se hace pasar por empleado del banco para pedirle su clave. Grave error", subrayó.

¿Cómo usarlo?

Para poder emplear efectivamente su dinero es básico aprender a diferenciar entre necesidades, gustos y deseos.

El especialista en educación financiera Gregorio Ascencio Esmahan incluye dentro de las necesidades alimentación, vestuario, vivienda y educación.

"El gusto es algo que me da un placer momentáneo y el deseo es un anhelo a largo plazo... Lo ideal es que el aguinaldo se divida en tres partes; primero pagar deudas (las que generen intereses deben ser las primeras), luego otra parte como ahorro y al final se debe dejar un porcentaje para consumo", dijo el consejero financiero.

En esta temporada se incrementan las campañas de publicidad y de supuestas ofertas. Los consumidores no se deben dejar llevar por el impulso de productos más "baratos" y deben comparar precios normales y los de "oferta".

Además algunos productos tienden a bajar de precio en enero, por lo que resulta mejor esperarse unos días, aconsejó Esmahan.