Huertos urbanos, una tendencia emergente

Lo indispensable al iniciar un cultivo es la etapa de desinfección más que la utilización de abonos, ya que así se garantiza una cosecha sana

Cultivar las especias de forma casera no es un proceso que resulte engorroso, ya que tiene grandes beneficios para la salud e incluso para el estado anímico, así lo afirmó la chef Patricia Zarceño, que considera que es un pasatiempo ideal que permite estar en armonía con la naturaleza, volviéndose como una terapia de relajación.

"En este mundo convulsionado, el cultivar en casa permite desconectarse de la rutina e incentivar el amor por la buena cocina", explicó.

Además, aseguró que cultivar especias garantiza platillos con sabores y texturas diferentes por la frescura de los ingredientes.

Para cultivar hay varios aspectos que se deben de cuidar para garantizar un huerto saludable, según Remberto Calderón, ejecutivo de proyectos productivos de Fusades.

"Mucho se habla de 'preparar la tierra' con abono, sin embargo, el primer paso es desinfectar el área (la tierra) en la que se va a sembrar", explicó.

Para ello, se debe poner a hervir suficiente agua y cuando esté en ebullición se vierte sobre la tierra, para que de esta manera se maten todas las bacterias y hongos dañinos que pueda tener el suelo y que pueden causar problemas en el cultivo a establecer.

Otra regla importante que garantizará una cosecha sana es comprar las semillas en el agroservicio y no utilizar las de las verduras, frutas o especias que se consumen.

"Lo recomendable es comprar la semilla porque la mayoría de lo que se siembra son híbridos, lo que significa que al utilizar esas semillas estamos degenerándolo (...) probablemente el crecimiento sea el mismo pero la producción no, puede que varíen los frutos en su forma o en la calidad", sostuvo.

Para sembrar tomate, chile verde o jalapeño se requerirá de un semillero, explicó el experto, para ello se puede utilizar una caja con 20 centímetros de tierra, para colocar la semilla a una profundidad de medio centímetro, utilizando un palillo de dientes y con distancia de 15 ó 20 centímetros entre sí.

Luego se tapará con zacate seco (sin flor) o palmera seca y se regará de forma suave. Cuando ya estén germinando se descubrirán y se podrán trasplantar sin problema.

En el caso de sembrar cebollín, rábano, perejil, eneldo, tomillo, romero o cilantro las semillas se pueden colocar directamente en la maceta.

Las especias como el orégano, albahaca y menta se puede hacer por medio de estacas.

Si se desea abonarlas, lo recomendable es consultar en un agroservicio, ya que las especias más que abono necesitan un riego adecuado, sugirió Calderón.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.