La fibrilación auricular es causa de accidentes cerebrovasculares

Este trastorno en el sistema cardiovascular suele ser asintomático. El chequeo rutinario puede ayudar a prevenir mayores consecuencias

Es una de las arritmias cardíacas "más silenciosas", pues no presenta una sintomatología perceptible por el paciente, sin embargo, puede tener efectos letales, según especialistas en cardiología.

Se trata de la Fibrilación Auricular (FA), una condición que se manifiesta cuando los latidos del corazón se vuelven irregulares y puede estar relacionada al incremento de la frecuencia cardíaca (número de latidos del corazón), explicó Ricardo Iglesias, cardiólogo argentino.

"La FA es un anormalidad en el ritmo cardíaco que provoca un pulso irregular, el cual generalmente es más rápido de lo normal", añadió.

La importancia de esta afección es que, a diferencia de otras arritmias, esta se experimenta de manera sostenida a lo largo del tiempo, alterando el sistema eléctrico del corazón, por lo que inevitablemente compromete la vida del paciente, explicó Verónica de Chávez, cardióloga del Centro Cardiometabólico.

Lo que causa más preocupación dentro de la comunidad médica es que el 50 % de los pacientes ignora que tiene dicha patología, señaló Chávez.

Sin embrago, a pesar de que no presenta síntomas claros, resulta pertinente señalar que sí existen factores que pueden detonar el padecimiento.

"La fibrilación auricular todavía está en estudios, pero se puede hablar de factores que la propician como factores genéticos, la hipertensión arterial, la diabetes, la insuficiencia cardiaca, las valvulopatías o enfermedades con las válvulas del corazón. Incluso personas que tienen alteraciones a nivel de la tiroides están expuestas a la FA, ya que generalmente el inadecuado funcionamiento de esta glándula puede provocar algún tipo de arritmias y entre ellas la fibrilación auricular", explicó la cardióloga.

Consecuencias letales

Debido a que los pacientes suelen percatarse de que padecen FA hasta que ocurre la primera complicación, las consecuencias son crónicas.

El principal problema son los accidentes cerebrovasculares, debido a que los pacientes que presenten fibrilación auricular tienen cambios en el tamaño del corazón, principalmente en el tamaño de las estructuras de las aurículas.

"Esta situación facilita que la circulación que entra en el corazón con ritmo anormal forme coágulos que salen durante el latido cardiaco y la expulsión de la sangre y obstruyen principalmente las arterias cerebrales, generando émbolos cardíacos, es decir que se presenta un cardioembolismo, el cual se forman en las cavidades que tienen algún grado de alteración", detalló Verónica de Chávez.

Sin embargo, agregó que no solo obstruyen las arterias cerebrales, sino también arterias renales, intestinales, piernas; pero debido a la cercanía con la zona del cerebro es más factible que provoque un ACV de tipo isquémico, porque compromete la circulación a nivel del tejido cerebral.

La relación entre la fibrilación auricular y el ACV es muy alarmante, según Ricardo Iglesias, ya que los pacientes tienen un riesgo cinco veces mayor de sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con la población en general.

De hecho, una tercera parte de ellos sufrirá un ACV durante su vida, añadió.

Sin embrago, pese a que aún no existe una cura para esta patología los expertos recomendaron, en el caso de ser una persona con algún otro problema del corazón o si padecen de las enfermedades antes mencionadas, que se mantengan en constante chequeo y que se realicen un electrocardiograma.

En el caso de ya padecerla, deberá seguir al pie de la letra las indicaciones de su médico. Y si está ingiriendo de los primeros fármacos que se lanzaron al mercado, deberá evitar consumir la vitamina 'K'. "Existen ciertos anticoagulantes que evitan la formación del coágulo mediante el bloqueo de la vitamina 'K', y si el paciente ingiere una adieta rica en vitamina K está contrarrestando el efecto del medicamento", dijo de Chávez.