resumen noticias
Además en

Las computadoras también deciden a quién contratan las empresas

Nuevos sistemas en línea permiten que las instituciones puedan mejorar sus procesos de contratación y evaluación constante de personal

Juan José Morales tendencias@eldiariodehoy.com Miércoles, 21 de Noviembre de 2012

Siempre se ha dicho que un buen currículum vitae es la mejor carta de presentación para conseguir un empleo. Pero hoy muchas empresas en el mundo se apoyan de software para reclutar al recurso humano, algo que abre el debate de cómo derrotar la tecnología en un mercado complejo.

El Salvador no está alejado de esta realidad y desde instituciones bancarias hasta entes gubernamentales están utilizando sistemas de seguimiento para escanear la hoja de vida y continuar el proceso selectivo en plazas gerenciales, operativas o administrativas.

Una encuesta elaborada por la BBC entre 20 de las más grandes organizaciones del mundo (las cuales emplean a casi cuatro millones de personas), afirma que 18 de ellas usan alguna forma de selección electrónica de personal para administrar la demanda laboral y controlar las planillas actuales con diversos parámetros.

Todo esto significa que probablemente no sea "alguien" quien examine su solicitud, sino "algo".

Jenny de Aguilar, representante de la empresa salvadoreña de empleo Global Outsourcing, afirma que con el paso del tiempo tanto empresas con gran capital humano como firmas pequeñas están apostando por estos instrumentos para manejar económicamente el proceso, sin descuidar las entrevistas y la gestión tradicionales.

"Cuando hay un alto nivel de solicitudes, sobre todo en una vacante muy cotizada, a veces es fundamental contrastar perfiles y bases de datos de posibles empleados para tomar una decisión con mayor certeza", afirmó.

Con esta idea hay que resaltar que se pueden descubrir solicitantes que se ajustan muy bien a la posición, pero que no son necesariamente los que tienen la experiencia funcional que requiere una organización, añadió Aguilar.

En este sentido, además hay herramientas Web complementarias, como los test de pre-empleo y las evaluaciones periódicas que pueden medir los niveles de confianza individual para el posterior éxito o fracaso empresarial.

La primera plataforma es Integritest, un apoyo en la evaluación de confiabilidad del candidato, sus valores y la ética laboral construida en otras empresas.

Para Aguilar, la prueba verifica los niveles de honestidad del futuro empleado y cuánta predisposición a un robo existe en el individuo.

"Lo que el examen permite es darle un margen de medición a los valores del individuo para evitar delitos y pérdidas posteriores de dinero o recursos. Eso se antepone a la formación técnica o profesional", matizó la experta, que también representa a la empresa Midot, desarrolladora del software en línea.

Las métricas del sistema son parecidas a las de un polígrafo, con la diferencia de que se miden grados de honestidad según los tiempos de respuesta y su consistencia en parámetros como normas, honestidad, robo y uso de drogas y estupefacientes.

El test de Midot además se puede adaptar a las necesidades de la empresa. Una vez realizada la evaluación (que toma aproximadamente 20 minutos), se estará en condiciones de visualizar los resultados en forma inmediata y tomar una decisión respecto del candidato evaluado.

"Nos aseguramos que no sea un asunto de preguntas correctas o incorrectas, así los candidatos escogen respuestas cercanas a su comportamiento y sus decisiones en la vida real", puntualizó Aguilar.

Por otra parte, al revisar el ciclo de vida laboral empresas locales también están recibiendo un apoyo de la tecnología. Trustee, otro programa online, contrasta integridad, seguridad y lealtad, ya que, según la compañía Midot, el 35% de los fracasos de los negocios y de empresas encuentran su origen en la deslealtad de sus ejecutivos y empleados.

"La información obtenida a partir de las respuestas de los empleados es un eficiente indicador de relaciones débiles y de deficiencias en la implementación de procedimientos y procesos de supervisión", finalizó Aguilar.

Los tests se realizan desde cualquier equipo conectado a Internet y la licencia por prueba es de 25 dólares. Asimismo, la media de aprobación de los exámenes es de 50 puntos, una norma que puede modificarse según los requerimientos y estándares evaluativos de las instituciones y empresas.