Medicina del Sueño cobra auge frente a otros males

Algunos trastornos que hay durante la etapa del sueño, como la apnea (pausas al respirar) son consideradas factores de riesgo cardiovascular.

Elena Majano de Carías, es neuróloga internista. Estudió una especialidad en medicina del sueño en Berna, Suiza (elena.carias@bernesmedical.com). Foto EDH / Douglas Urquilla

La neuróloga internista Elena Majano, tras un año de haber regresado al país, explicó que está formando su consultorio de estudios de sueño. Pretende llevar adelante el estudio, diagnóstico y manejo de trastornos de sueño desde el punto de vista de neuróloga general y subespecialista en medicina del sueño.

Investigar está en sus planes. "En el país somos pobres en investigación por los recursos, pero es el sueño de quien sale y ve como hacen las cosas fuera", comentó. Sabe que es todo un reto, porque eso significa establecer contacto con el Ministerio de Salud para poder tener acceso a las personas que padecen apnea del sueño o trastorno del sueño MOR.

Sostiene que hasta hace poco la medicina del sueño era vista con desdén, pero luego de 15 años ha tomado relevancia por las apneas. Esas pausas respiratorias en la noche ahora son factor de riesgo cardiovascular, diabetes, hipertensión, derrame cerebral, manejo de triglicéridos y colesterol.

"Entonces, la mayoría de cardiólogos, neumólogos y otras especialidades están volviendo sus ojos a la medicina del sueño para ver cuál es el impacto de las apneas de sueño porque la mayoría de los infartos al miocardio y derrames cerebrales suceden entre las 12:00 de la noche y 6:00 de la mañana", argumentó.

Y es que según detalla el problema de la apnea es cuando hay un cierre mayor de 10 segundos de la garganta, porque si alguien está acostado boca arriba y es cuello ancho esa grasita cae hacia adentro, cierra la orofaringe y el aire no sale. Entonces el pulmón que está en perfecto estado quiere sacar ese aire y comienza a generar presiones hacia arriba, pero también una presión negativa que toca el techo de la vejiga y entonces el paciente despierta muchas veces en la madrugada para ir al baño. Entonces aquí también hay que verificar si el problema de levantarse mucho al baño es por eso o porque toma muchos líquidos o tiene patologías de vejiga, próstata o una diabetes no controlada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.