La OMS advierte de una tuberculosis resistente en Europa

Actualmente es una pandemia mundial que mata a alrededor de 1,7 millones de personas al año, dice

FOTO EDH reuters

Variantes de tuberculosis resistentes y muy resistentes a algunos medicamentos están propagándose de forma alarmante en Europa y matarán a miles de personas a menos que las autoridades sanitarias detengan la pandemia, informó el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Presentando un nuevo plan regional para hallar, diagnosticar y tratar de forma más efectiva casos de la enfermedad infecciosa de contagio a través del aire, la directora europea de la OMS advirtió de que la complacencia había permitido un resurgimiento de la tuberculosis y el fracaso a la hora de abordarlo implicaría un enorme coste humano y económico en el futuro.

"La tuberculosis es una enfermedad antigua que nunca se esfumó, y ahora está desarrollándose con venganza", dijo Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS para Europa.

"Las cifras dan miedo", agregó Lucica Ditiu, secretaria ejecutiva de la asociación Stop Tuberculosis en una rueda de prensa en Londres. "Es una situación muy dramática".

La tuberculosis actualmente es una pandemia mundial que mata a alrededor de 1,7 millones de personas al año. La infección está causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, que destruye el tejido pulmonar del paciente, provocándole que tosa la bacteria, que entonces se extiende por el aire y puede ser inhalada por otros.

Casos de tuberculosis multirresistente (MDR-TB) y tuberculosis ultrarresistente (XDR-TB) -- cuando las infecciones son resistentes a la primera y segunda línea de tratamientos antibióticos -- se está extendiendo rápidamente y hay unos 440.000 nuevos pacientes al año en todo el mundo.

Según la OMS y Stop Tuberculosis, 15 de los 27 países con la mayor carga de MDR-TB están en la región europea de la OMS, que incluye 53 países en Europa y el Centro de Asia.

Más de 80.000 casos de MDR-TB se producen en la región al año - casi una quinta parte del total mundial. La OMS dijo que las cifras precisas de XDR-TB no están disponibles ya que la mayoría de los países carecen de instalaciones para diagnosticarla, pero los casos declarados oficialmente de XDR-TB se multiplicaron por seis entre 2008 y 2009.

Las tasas son más altas en el este de Europa y Asia central, pero muchos países en Europa occidental registraban tasas crecientes de tuberculosis y tuberculosis resistente a los medicamentos. Londres, la capital de Reino Unido, tiene la mayor tasa de tuberculosis de una capital de Europa occidental con unos 3.500 casos al año, de los cuales un 2% son MDR-TB.

Tratar incluso una tuberculosis normal es un proceso largo y desagradable, ya que los pacientes tienen que tomar una combinación de potentes antibióticos durante seis meses. Muchos pacientes no consiguen completar el ciclo, un factor que ha alimentado el incremento de formas resistentes a los fármacos.

El tratamiento para MDR-TB y XDR-TB puede alargarse hasta dos o más años, y cuesta hasta 16.000 dólares sólo en medicamentos y hasta 200.000 ó 300.000 dólares por paciente si se tienen en cuenta los costes de aislamiento hospitalario, cuidado médico y otros recursos.

Los expertos dicen que alrededor del siete por ciento con tuberculosis normal mueren, y la tasa de muerte sube cerca de un 50% en pacientes con variantes resistentes a fármacos.