Mujeres deben cuidar más su corazón

Es un mito que las enfermedades cardiovasculares afectan más a los hombres. Son primera causa de mortalidad femenina

La gran cantidad de tareas que la mayoría de mujeres deben cumplir a diario, el estrés, la poca información sobre temas de salud y uno que otro mito han hecho que las mujeres descuiden su corazón.

Por muchos años se ha creído que las enfermedades cardiovasculares (ECV) afectaban principalmente a los hombres. La realidad está sorprendiendo a más de uno, ya que estudios recientes demuestran que son ellas las que reportan más padecimientos relacionados con el corazón.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) "a escala mundial, las enfermedades cardiovasculares (principalmente los infartos de miocardio (corazón), la cardiopatía isquémica y los accidentes vasculares cerebrales), a menudo consideradas un problema 'masculino', son la principal causa de muerte de las mujeres de edad avanzada. Los síntomas de las mujeres y los hombres suelen ser distintos, lo que contribuye a que algunos casos femeninos de cardiopatía pasen inadvertidos".

Esta información es confirmada por la cardióloga Verónica Díaz del Valle, del Centro Cardiometabólico. "Antes se decía que las mujeres padecían menos las ECV o unos 10 años después que los hombres debido a la protección que les brindaban hormonas como estrógeno y progesterona. Pero ahora se ha descubierto que no es cierto. Las ECV son la principal causa de muerte a nivel mundial", afirmó.

Otra causa por la que se creía que los males del corazón eran principalmente del sexo masculino es porque las investigaciones, generalmente hechas en Estados Unidos y Europa, tomaban únicamente hombres como muestra.

El incremento en la cifras de mortalidad por ECV en mujeres se debe, según explicó la Dr. Díaz del Valle, al aumento de los factores de riesgo como fumar, colesterol alto, sobrepeso y obesidad e hipertensión.

"Muchas mujeres jóvenes padecen ECV porque desde adolescentes adquieren el hábito de fumar y si a esto se suma el uso de medicamentos anticonceptivos se estimula la creación coágulos que obstruyen las arterias cardíacas", explicó la cardióloga.

Los infartos de corazón se han posicionado como el enemigo mortal número uno de las mujeres debido, en gran parte, a una subestimación o a la confusión de los síntomas.

"Las mujeres no acuden consulta a tiempo cuando tienen algunos síntomas de infarto porque son diferentes a los que presenta el hombre. Una angina de pecho se puede confundir como un malestar gástrico y ella no consulta por sus múltiples ocupaciones", dijo la Dr. Díaz del Valle.

Otros factores que ponen en riesgo la salud de las mujeres es el uso de anticonceptivos de manera no controlada por un especialista, así como la poca realización de exámenes médicos como el de colesterol y glucosa, entre otros.

La edad en la que la mujer se encuentra en mayor riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular en la posmenopausica, es decir, entre los 50 y 65 años.

Las estadísticas sobre enfermedades del corazón son escasas en Latinoamérica, por lo que las únicas referencias son de países como Estados Unidos y Europa.

De acuerdo con la Asociación del Corazón de EE.UU., las enfermedades cardíacas siguen siendo el asesino número uno entre las latinas en ese país, pero solo el 13 % le identifica como el principal problema que enfrentan.

Síntomas de infarto

Las señales del ataque al corazón más comunes son dolor o molestias en el pecho, brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda.

En las mujeres es más frecuente la dificultad para respirar, náuseas o vómitos, mareos o desmayos, sudores fríos y palidez.

Según la OMS, el síntoma más común del accidente cerebrovascular es la pérdida súbita, generalmente unilateral, de fuerza muscular en los brazos, piernas o cara.

¿Cómo mantener la buena salud?

La prevención de enfermedades es el remedio más fácil y económico. La cardióloga Verónica Díaz del Valle aconseja a las mujeres dejar el hábito de fumar o no adquirirlo nunca, al igual que el consumo de alcohol.

"Es necesario mantener actividad física diariamente y evitar el sedentarismo para prevenir el sobrepeso y las enfermedades que vienen con él", aconseja.

La alimentación es una parte fundamental.

La nutricionista Mirella de Wollants describe que las mujeres tienen un menor consumo de elementos necesarios como el calcio y el hierro. "Tienden a padecer más de anemia por la pérdida mensual de sangre en la menstruación y por el bajo consumo de hierro. Además consumen más café y menos leche, esto provoca una descalcificación", afirma.

Para prevenir las enfermedades cardiovasculares, la anemia, entre otras, la nutricionista recomienda un alto consumo de frutas, vegetales y alimentos ricos en nutrientes como espinaca, mora, lechuga, frijoles y leche (no de soya). Se deben moderar las comidas altas en grasa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.