resumen noticias

Joven muere por usar su iPhone mientras lo cargaba

Apple lamentó el suceso a través de un comunicado que publicó ayer mismo. Afirmó que investigará el hecho

Domingo, 14 de Julio de 2013

Una familia china busca compensación de la marca estadounidense Apple por la muerte de su hija de 23 años, quien falleció electrocutada, según sus parientes, al tratar de tomar una llamada con su iPhone mientras el aparato estaba cargando.

El suceso ocurrió este fin de semana en la provincia occidental china de Xinjiang, cuando Ma Ailun murió electrocutada, según han certificado los primeros análisis, si bien aún se estudia si el móvil provocó la descarga eléctrica, recoge hoy la agencia oficial Xinhua.

"Espero que Apple nos dé una explicación", publicó la hermana mayor de Ma esta madrugada en la red social Weibo -similar a Twitter- donde, durante el día de hoy, se han acumulado miles de comentarios respecto a este suceso.

Es a través de esta red social como la hermana explica que Ma, antigua azafata de aviones, se electrocutó al coger su iPhone mientras éste estaba enchufado a la corriente para cargarse.

"No llames cuando cargas el móvil", alertó al resto de internautas la hermana mayor de la fallecida, quien tenía previsto casarse en el mes de agosto.

Los mensajes de apoyo y despedidas cariñosas se mezclaron ayer en la citada red social china con aquellos de sorpresa por el incidente, o de alerta.

"Madre mía, ¡el móvil mata a la gente!", señaló una usuaria bajo pseudónimo, mientras otro alertó de que "no hay que jugar con el móvil cuando se carga. Especialmente con el iPhone".

Ante la rápida circulación de la noticia por Internet en China, la firma de la manzana no ha tardado en publicar un mensaje dirigido a sus usuarios en el país asiático ayer por la mañana.

"Nos sentimos muy apenados por el desafortunado incidente. Trasladamos nuestras condolencias a la familia", declaró Apple en China a través de un comunicado, en el que también confirmaron que investigarían lo ocurrido en colaboración con las autoridades chinas.—EFE