resumen noticias

Asocian uso de antibióticos en el embarazo con asma infantil

Los niños expuestos al uso materno de antibióticos tenían un 17 por ciento más riesgo de ser internados por asma y eran un 18 por ciento más propensos a que el médico les indicara medicamentos para la enfermedad

Agencias / Reuters Jueves, 22 de Noviembre de 2012

En un estudio de Dinamarca, los hijos de las mujeres que habían usado antibióticos en el embarazo eran algo más propensos que otros niños a ser asmáticos.

Esto no prueba que los antibióticos elevaran ese riesgo, pero respaldan la teoría de que las bacterias "amigables" del organismo influyen en la aparición de la enfermedad. Y los antibióticos pueden alterar la actividad de esas bacterias.

"Propusimos que el uso materno de antibióticos modifica el equilibrio de las bacterias naturales, que se transmiten al recién nacido, y que ese desequilibrio en la primera infancia afecta la maduración inmunológica del bebé", dijo el coautor, doctor Hans Bisgaard, profesor de la Universidad de Copenhague.

Esos cambios inmunológicos podrían causar asma, aunque aún se desconoce cómo, indicó Anita Kozyrskyj, profesora de la Universidad de Alberta y que no participó del estudio.

El equipo de Bisgaard reunió información de una base de datos danesa sobre más de 30 mil niños nacidos entre 1997 y el 2003; el seguimiento duró cinco años.

Los autores hallaron que unos 7 mil 300 niños (un cuarto) habían estado expuestos a antibióticos durante la gestación. El 3 por ciento (238) estuvo internado por asma a los cinco años, versus el 2,5 por ciento (581) de 23 mil niños sin aquella exposición, pero internado por la misma causa.

El equipo estimó que los niños expuestos al uso materno de antibióticos tenían un 17 por ciento más riesgo de ser internados por asma y eran un 18 por ciento más propensos a que el médico les indicara medicamentos para la enfermedad que los hijos de las mujeres que no habían utilizado antibióticos en el embarazo, según publica The Journal of Pediatrics.

Los autores también estudiaron un grupo de 411 niños con mayor riesgo de desarrollar asma porque sus madres eran asmáticas. Ellos eran dos veces más propensos que el resto a tener la enfermedad si sus madres habían usado antibióticos en tercer trimestre del embarazo.

Kozyrskyj, que preside el área de investigación del Instituto de Investigación de la Salud de las Mujeres y los Niños, consideró que los resultados de ambos grupos de niños podrían atribuirse a algo más que los antibióticos, como la infección materna tratada con esos fármacos.

"El estudio no nos dice si es el uso de antibióticos o la infección. Eso es lo que no podemos descifrar", dijo la especialista. "Los resultados no sugieren que las mujeres deban evitar los antibióticos para reducir el riesgo de que sus bebés sean asmáticos".

Bisgaard coincidió, pero aclaró por e-mail: "Un tercio de las embarazadas de nuestra región recibe tratamientos (a menudo por infecciones urinarias), lo que revela un uso inadecuado".

Con su equipo está estudiando las bacterias de las embarazadas y los recién nacidos para comprender mejor el papel del asma.

Kozyrskyj opinó que el nuevo estudio sugiere que el asma comenzaría a desarrollarse antes del nacimiento, algo que no se ha estudiado demasiado.

"Estamos empezando a saber que algunos de los orígenes del asma y los cambios inmunológicos comenzarían antes que el período inmediatamente después del parto. Ocurrirían en el útero", destacó.