Tras los pasos de García Lorca en Nueva York

La ciudad vive intensamente el regreso tras más de ocho décadas de uno de los poetas cautivados por el contraste urbano: Federico García Lorca. El periodista salvadoreño Tomás Guevara se encuentra en medio del rodaje de un documental sobre el legado del poeta y dramaturgo granadino, que sigue vigente

Un salvadoreño tras los pasos de García Lorca

El periodista salvadoreño Tomás Guevara se encuentra en medio del rodaje de un documental sobre el legado del poeta y dramaturgo granadino, Federico García Lorca, que sigue vigente

Ver en Media Center >

El ruido es tan ensordecedor que acalla cualquier conversación. El metro de la ruta 1 se desliza pesadamente sobre ese puente de acero de la era industrial en Nueva York: es Harlem, entre las calles 125° y Broadway, uno de los vecindarios que más cautivó al poeta granadino Federico García Lorca por la presencia de la música y las tradiciones afroamericanas.

Lorca ha vuelto, más de ocho décadas después, como prometió al editor de una de sus obras más trascendentales: Poeta en Nueva York. Ahora, la ciudad conmemoró su vida, obra y muerte con una exposición de las piezas claves de su producción literaria durante su estadía, lecturas poéticas, análisis académicos, murales callejeros y documentales.

Entre estos se ha sumado el periodista salvadoreño Tomás Guevara, director de la productora independiente Ángulos Films, quien ha aprovechado la magnífica atmósfera veraniega para echar a andar su proyecto de rendir un homenaje a Lorca. El proyecto documenta la estancia del autor granadino en esta ciudad, la cual transcurrió entre junio de 1929 y marzo de 1930; Guevara recordó que para Lorca —quien atravesaba una crisis personal profunda— el viaje implicó un encuentro con el "mundo americano y tuvo una confrontación como artista desde el umbral de las migraciones y la diversidad".

El periodista salvadoreño, radicado en Washington D.C., explicó que el rodaje tiene como escenario principal Harlem, ubicado en el Alto Manhattan, ya que cautivó al poeta por la presencia afroamericana con la que identifica su poesía; también la Universidad de Columbia y las residencias de estudiantes donde estuvo hospedado –con intervalos de tiempo en los nueve meses que vivió allí.

El documental pretende, en palabras del realizador, "recuperar la voz poética de García Lorca" a propósito de la exposición de la Biblioteca Pública de la Ciudad de Nueva York (NYPL) que fue inaugurada en la primavera de este año; ha sumado el análisis de expertos en el legado de Lorca, como el catedrático de Literatura Española y especializado en Estudios Lorquianos de la Universidad de Virginia, Andrew Anderson, el filólogo Mario Hernández, de la Universidad Autónoma de Madrid y el director de la cátedra García Lorca de la Universidad de Granada, Francisco Carvajal.

Columna vertebral del documental es la presencia de Laura García Lorca, sobrina del poeta y presidenta de la Fundación García Lorca. Ella puso a disposición de Ángulos Films la información y materiales que sean necesarios para enriquecer el documental; asimismo las entrevistas con los curadores de la exposición en la NYPL, Andrés Soria y Christopher Maurer, académicos de la Universidad de Granada y Boston, respectivamente.

"Back tomorrow" (Vuelvo mañana) presenta una selección de manuscritos originales, traducciones, objetos y dibujos del poeta y dramaturgo granadino. "Los curadores me dijeron que el estudio del legado afroamericano de la época en que García Lorca estuvo en Nueva York -quien vivió el inicio de la Gran Depresión- es una materia pendiente. A falta de muchos trabajos de investigación en este género audiovisual sobre el poeta y su paso por Nueva York en particular, esta propuesta es novedosa y única", expresó el salvadoreño.

La producción

Guevara explicó que la idea de hacer una producción audiovisual sobre García Lorca la tenía desde hace mucho tiempo. "La obra del autor me ha tocado desde la primera juventud, leyendo las obras de teatro más conocidas y la poesía del Romancero Gitano. Ya en los años 90 en el Teatro Universitario estuve enrolado y actuando en 'El retablillo de don Cristóbal' con el elenco de la Universidad y con ejercicios dramáticos de otros textos como 'Así que pasen cinco años', que es una obra surrealista concebida también en Nueva York, supuestamente es una obra para no ser montada", explicó.

En Madrid conoció y entabló amistad con una de las nietas sobrinas del poeta, Mariana Artero. "Fue ella que me puso al tanto a principios de este año que venía la exposición de la Fundación que dirige su tía, Laura García-Lorca", añadió.

A medida que ha avanzado su investigación, ha descubierto la persistente influencia de Lorca en las artes hispanoamericanas: "es tan vigente como el mismo libro 'Poeta en Nueva York', que es un referente de la literatura", indicó.

La primera sesión del rodaje fue realizada en abril del presente año, para la inauguración de la exhibición; continuó el 5 de junio, en el aniversario 114° del nacimiento del poeta y dramaturgo con una caminata que se realiza desde hace tres años por entusiastas de la obra de Lorca. Esta abarcó el sector de la Universidad de Columbia —en el alto Manhattan— donde Lorca llegó a estudiar en 1929.

Otras sesiones en pleno calor del verano fueron para aprovechar las presentaciones de los artistas Alexis Cuadrado y Laura Vivas, cuya influencia flamenca será parte fundamental del documental. La banda sonora incluye interpretaciones como Nana de Sevilla, a cargo de la cantante Lara Bello, quien en conjunto con el guitarrista estadounidense Eric Kurimski han producido el disco titulado "Por el agua de Granada, un cancionero Lorquiano". Otros artistas participantes son el pianista y vocalista español Milton Loayza, con una versión de "El café de Chinita", la cual fue grabada durante la caminata conmemorativa en el antiguo centro español cerca de Riverside Drive, y "La aurora de Nueva York", en la versión de Alexis Cuadrado.

Hasta este momento, Guevara no cuenta con financiamiento para el documental y ha hecho uso de fondos propios. El plan original era ampliar la filmación hacia Granada, donde transcurrió la vida y muerte del poeta. "Eso está en espera; pero al contar con una preproducción se espera presentar a fuentes de financiamiento que podrían estar interesadas", apuntó el realizador.

Tomás Guevara fue galardonado en el festival Ícaro 2010 por su corto "Ausentes". Entre sus producciones de carácter binacional se encuentran "La Manzana Azul", sobre la vida de Salarrué y "Chanchona, música del alma", acerca de la música vernácula del nororiente de El Salvador.

El legado lorquiano

Junto a Pablo Neruda, García Lorca es probablemente el único poeta de la lengua española que hizo el cruce hacia las audiencias anglosajonas, explica el profesor Claudio Remeseira, autor del libro Hispanic New York.

En un artículo publicado en NBCLatino, Remeseira analiza los pormenores, el contexto y el legado de la estadía de nueve meses del poeta en Nueva York. "La influencia de Lorca en la poesía americana no debe ser sobreestimada. Algo acerca de su imaginación ha provisto inspiración para muchas generaciones de escritores", le dijo Susan Bemofsky, directora del programa de Traducción literaria de la Escuela de Artes de la Universidad de Columbia.

Precisamente, añade el autor de origen argentino, "uno de productos más excepcionales de su imaginación es este libro —Poeta en Nueva York— el cual se ha convertido en un símbolo de las interconexiones entre los mundos hispanos y no hispanos".

El libro, explica Remeseira, está dividido en 10 secciones, cuyas rúbricas proporcionan un mapa para un viaje interior ", un viaje hacia el corazón de un mundo extraño", en palabras del propio poeta. "Ese mundo extraño, desde luego, la ciudad y la sociedad materialista que encarna. De hecho, el título fue pensado como una ironía: a los ojos de Lorca, Nueva York, el epítome del capitalismo, era la antítesis de la poesía".

García Lorca regresó a España en 1930, después de la proclamación de la República y participó en el Segundo Congreso Ordinario de la Unión Federal de Estudiantes Españoles en noviembre de 1931.

En 1936, en el estallido de la Guerra Civil española, el autor vivía en Callejones de García. Fue arrestado por los soldados franquistas y asesinado entre el 17 y 18 de agosto. Sus libros fueron quemados y su lectura prohibida. Pese a la insistencia de su familia, sus restos aún no han sido recuperados.