resumen noticias

El impresionismo de David Smokler en MUA

La exposición se inaugura hoy a las 5:00 de la tarde y estará abierta al público hasta el próximo 22 de junio. La entrada es gratuita.

Tomás Andréu Twitter: @tomazs_andreu Miércoles, 24 de Abril de 2013

Básicamente la culpa la tuvo el amor. El artista David Smokler conoció hace un par de décadas a Laura, una morena salvadoreña que le impregnó al artista anglosajón —nacido en Nueva York— abnegación y devoción por este país centroamericano.

Hoy lo demuestra con su trabajo impresionista realizado en sus visitas a las playas salvadoreñas. La exhibición se inaugura hoy a las 5:00 de la tarde en el Museo Universitario de Antropología (MUA) de la Universidad Tecnológica de El Salvador.

La muestra comienza con una temática recurrente en la obra de Smokler: el mar. Ahí el ímpetu y la inmensidad que el azul le da a sus cuadros se fusionan para hablar de otras cosas que recoge la playa: barcas solitarias o lanchas hundidas en la serenidad que trae el ocaso del día.

Luego está otra sección destinada a los rostros, a los obreros, los vendedores, a la gente de todos los días de un país tercermundista.

"Mi esposa me ayudó a ayudar a la gente", confiesa a El Diario de Hoy, Smokler. Y añade: "Esta exposición refleja mis pensamientos y sentimientos sobre El Salvador. Hay varias pinturas de la gente de acá que emocionalmente son muy importantes para mí. Creo que todo el mundo quiere dejar huella, y con estas pinturas es mi manera de hacerlo".

Smokler llegó al MUA como espectador, miraba la exposición que había en el lugar y de pronto una persona le dijo al director del MUA, el antropólogo Ramón Rivas, que él era pintor y de los buenos. Rivas no se tragó aquello. Tiempo después a Rivas le insistieron en que viese la obra de Smokler. Cuando este vio el trabajo del neoyorquino, dijo: "Esto no se puede quedar aquí, hay que mostrarlo. Me emocioné al ver la obra de este maestro".

Smokler ha vendido su obra en el país y los fondos han sido entregados a entidades de beneficencia como Ágape.

"Cuando yo vendo una pintura no cambia mi vida, pero si esta es vendida para alguna asociación contra el cáncer, por ejemplo, mi vida con la de mi esposa, cambian", afirma Smokler, originario de Brooklyn y quien además admira y respeta mucho la obra de los salvadoreños Rafael Varela y César Menéndez.

Recuerde, la exposición se inaugura hoy y permanecerá abierta al público hasta el próximo 22 de junio. Para más detalles puede llamar al teléfono: 2275-8863.