Académicos desdeñan informe de EE.UU.

El documento de Douglas Farah vincula el náhuat con la actividad delincuencial de pandillas.

Los académicos lamentaron el informe de Douglas Farah y lo descalificaron por falta de seriedad. Foto EDH / archivo

El Diario de Hoy publicó el pasado lunes 4 de marzo que las pandillas estarían aprendiendo y utilizando el náhuat en su comunicaciones para evitar que las autoridades salvadoreñas puedan entender sus movimientos, esto según un informe del International Assessment and Strategy Center (IASC). El trabajo fue realizado por el investigador Douglas Farah.

El ministro de Seguridad y Justicia, David Munguía Payés, afirmó saber sobre dicho informe, pero le restó credibilidad.

Al consultarle a los académicos sobre este tema, los especialistas no ocultaron su indignación sobre "la investigación". "Para mí eso es una vergüenza. Es insultante que utilicen así el náhuat", afirmó el director de la Academia Salvadoreña de la Historia, Pedro Escalante .

"Me parece extraño que hablan del náhuat como un código indescifrable. Me parece amarillista y fantasioso usar ese tema. El investigador no está informado", opinó el director de la carrera de antropología de la Universidad Tecnológica, Julio Martínez.

"Yo sentí mucha pena que por primera vez apareciera el náhuat en primera plana en un contexto de violencia", lamentó la directora de Fundación AccesArte, Claudia Cristiani.

"Mejor difundamos esta actividad seria y con especialistas", exhortó el embajador de México, Raúl López Lira.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.