Perra ciega perdida en Alaska regresa a casa

La mascota criada por una familia de Fairbanks desde que era una cachorrita, se perdió durante una tormenta de nieve

La perra Abby junto a tres de sus dueños. Foto tomada del The Fairbanks Daily News-Miner

Ciega y sola en Alaska, con temperaturas a 40 grados centígrados bajo cero, parecía que una perra perdida no tendría muchas probabilidades de regresar a casa.

No obstante, la perra, Abby, caminó 16 kilómetros (10 millas) hasta el límite de la propiedad de un conductor local de trineos de perros. El dueño pudo establecer contacto con los dueños de Abby, una familia de Fairbanks que incluye tres niños menores de 10 años -dos niños y una niña- y se las devolvió.

La perra, criada por la familia desde que era una cachorrita, se perdió durante una tormenta de nieve el 13 de diciembre y la familia no esperaba volverla a ver, reportó el periódico The Fairbanks Daily News-Miner.

"¡Es un milagro, no hay otra palabra para describirlo!", dijo McKenzie Grapengeter, con voz emocionada y lágrimas en los ojos. "Nunca esperamos que regresase sana y salva".

El conductor de trineos y veterinario Mark May dijo que se topó con Abby cuando corría con sus canes el 19 de diciembre, pero no se detuvo a recogerla.

"Ella corrió con nosotros durante una milla cuando regresábamos, pero se retrasó y como yo tenía muchos perros no podía detenerme a recogerla", dijo. "Me dije: `Espero que encuentre la casa de alguien'".

Al día siguiente, Abby apareció en la casa de May.

"Estaba sentada allí, tras caminar todo el tramo de 14 millas (22,5 kilómetros) hasta este barrio, me imagino que sólo por olfato, así que la recogí y la metí en a la casa". Para sorpresa de May, Abby no tenía indicios de congelamiento.

"Ni las orejas ni los dedos estaban congelados... No sufrió daños, pero qué tremenda aventura", agregó.

La familia Grapengeter no le había colocado identificación a la perra, pero la comunidad usó medios sociales para ubicar a los dueños de Abby.

"Estamos muy agradecidos por todos los esfuerzos de la comunidad", dijo McKenzie Grapengeter. "Nos han dado el regalo navideño más maravilloso que podíamos desear".

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.