"No me sorprende que la gente todavía me reconozca como Robin"

Mucho ha evolucionado el actor tras la máscara de Robin (1997). Hoy triunfa como un agente especial en TV

Chris (Der.) es el agente G. Callen en la serie NCIS Los Ángeles. Su contraparte es el agente Sam Hanna, interpretado por LL Cool J.

Hace tiempo que Chris O'Donnell colgó la capa de Robin para cambiar el cine de Batman por la televisión. Figurando entre los programas más vistos en Estados Unidos con el segundo puesto del rating (después de la serie original NCIS), igual sigue investigando crímenes de todo tipo, con la serie NCIS Los Ángeles. Y en medio de la nueva temporada que en Latinoamérica transmite la cadena A&E fuimos nosotros los que tratamos de investigar un poco más sobre él cuando lo entrevistamos en el Hotel Beverly Hilton.

—¿Hay una gran diferencia entre la preparación de un personaje de televisión que se repite todas las semanas y el rol en cine que se representa una sola vez?

—Creo que la televisión es mucho más emocionante, porque te permite explorar al personaje mucho más. Con cada guión se aprende algo nuevo del personaje. Ahora también hay que asegurarse de mantener lo que también se estableció en el pasado. Yo me fijo demasiado en mi personaje Callen de NCIS Los Ángeles y a veces me acerco al guionista para remarcarle si alguna frase no figura realmente como yo la diría, solo para mantener la consistencia de lo que ya establecimos.

En la ciudad Winnetka del estado de Illinois, Christopher Eugene O'Donnell nació el 26 de junio de 1970, en una numerosa familia donde él era el menor de siete hermanos. Justamente fue por sugerencia de una de sus hermanas que a los 13 años se decidió a trabajar primero como modelo, para conseguir a los 16 años el más importante comercial de McDonalds. Sin demasiada suerte buscando trabajo como actor, a los 17 estuvo a punto de dejarlo todo, pero le pidieron que tomara una prueba con Jessica Lange, para la película "Men Don't Leave" (1990). Y aunque Chris ya no quería saber nada del tema, la madre lo convenció de tomarla prometiéndole que le compraría un auto nuevo si pasaba la prueba. Como resultado, Chris consiguió su auto y una nueva carrera. Al poco tiempo ya estaba trabajando con Al Pacino en la película "Scent of a Woman" (1992) antes de protagonizar junto a George Clooney y Uma Thurman la superproducción de "Batman & Robin".

—¿Personalmente te agrada que la gente todavía te reconozca por tu personaje de Robin en la película de Batman, aunque hoy tengas éxito con la serie NCIS Los Ángeles de A&E?

—No me sorprende que la gente todavía me reconozca como Robin, porque fue algo muy masivo a nivel mundial. Batman es parte de la cultura internacional, no solo de Estados Unidos. Tim Burton tuvo su serie, lo siguió Joel Shumacher y ni hablar las nuevas de Chris Nolan. Por eso no me sorprende en lo absoluto. A mis hijos les encanta. Es un tema que se presenta en casa, de vez en cuando, porque mis hijos están en la edad de ver la película y yo todavía tengo el traje de Robin bien guardado.

—¿Lo volviste a usar alguna vez, en la intimidad... a puertas cerradas?

—Algún día me lo voy a poner para una fiesta de Halloween (risas). Estoy disponible para fiestas de cumpleaños, bodas y bar mitzvahs (más risas).

—¿Es cierto que aquella vez le habías ganado el personaje de Robin a otras superestrellas como Leonardo DiCaprio o incluso Christian Bale, mucho antes de que él fuera Batman?

— Todavía me acuerdo cuando se publicón ese estilo de noticias sobre el casting. Lo único que sé es que Joel Schumacher me pidió que fuera cuando él estaba preparando la película; fui, salimos a caminar y me ofreció el personaje. Así fue todo. Yo nunca tuve que pasar por ninguna prueba de audición ni nada parecido. Si estaban haciendo otro tipo de búsqueda probablemente haya sido una especie de publicidad para atraer la atención. Realmente, a mí simplemente me ofrecieron el personaje de Robin y terminé protagonizando la película, con George Clooney.

En el plano personal, Chris O'Donnell siguió perfectamente al pie de la letra aquel consejo "Nunca salgas con una actriz", que le había dado Al Pacino. Y desde el 19 de abril de 1997, Chris está fielmente casado con la maestra de escuela Caroline Fentres, con quien tuvo nada menos que cinco hijos: Lily (nació el 3 de septiembre de 1999 en Nueva Zelandia), Christopher "Chip" (24 de octubre del 2000), Charles (11 de julio del 2003), Finley (24 de marzo del 2006) y la más jovencita Maeve (10 de diciembre del 2007). Y mientras la esposa sigue sin tener nada que ver con la actuación, Chris O'Donnell convirtió en actriz a su madre, cuando la incorporó a la serie de televisión NCIS Los Ángeles.

—¿Cómo resultó la experiencia de tener a tu verdadera madre trabajando en la serie de NCIS?

—Fue grandioso tener a mi madre en el estudio. Para ella fue muy emocionante, aunque yo estaba nervioso cuando empezó a dar entrevistas, porque uno nunca sabe lo que puede llegar a decir. Pero más allá de eso fue una gran experiencia.

—¿Despertaste sus ambiciones de actriz o creaste una diva difícil de controlar?

—Yo mismo escuché una conversación donde mamá comentaba que ya había pensado alguna forma para que el creador de la serie la vuelva a invitar (risas). Y yo tuve que prometerle que iba a pasar la idea.

—¿La televisión lleva mucho más trabajo que el cine? ¿Con cinco hijos en casa, el cambio resultó difícil?

—Es gracioso, porque después de las vacaciones, al filmar la cuarta temporada de la serie, me di cuenta de que NCIS es otra familia para mí. Este año vamos a cumplir 200 días de filmación juntos. Pasé muchísimas horas con LL Cool J. Estoy lejos de mi familia, pero muy cerca de una diferente. Pero es cierto, cuando estaba a punto de empezar las últimas vacaciones de NCIS pensé en hacer una película en el medio, hasta que me di cuenta de que quería estar con mi familia. Extraño algunas cosas, pero jamás lo cambiaría por nada. Es una gran oportunidad hacer esta serie de TV. Estoy agradecido de tener este trabajo, pero claro que me pierdo algunas cosas como los eventos deportivos de la escuela de mis hijos o las conferencias con los maestros cuando no puedo ir. Pero si tengo un día libre trato de aprovecharlo al máximo posible.

Siguiendo la línea del programa de TV original NCIS, la serie se basa en las investigaciones de una división especializada en el Servicio de Investigación Criminal de la Marina de Estados Unidos. Y con la nueva temporada de NCIS Los Ángeles, por A&E, Chris O'Donnell promete nuevas y arriesgadas misiones en busca de los criminales más peligrosos con su rol del agente especial G. Callen, capaz de infiltrarse en cualquier organización criminal. Por supuesto, lo acompaña el rapero LL Cool J en el rol del agente Sam Hanna, un experto en supervivencia y cultura árabe, sumando la colaboración de los actores Daniela Ruah, Linda Hunt y Barrett Foa, entre otros.

—¿El secreto del éxito de ocupar los primeros puestos del rating con la serie "NCIS Los Ángeles" tiene algo que ver con un nuevo estilo de Batman y Robin con el rapero LL Cool J en TV?

—La química que hoy tenemos los dos era algo impensable cuando plantearon la idea de hacer una versión en Los Ángeles de la serie original de NCIS. El creador, Shane Brennan, simplemente pensó que podíamos llegar a ser una combinación interesante y obviamente tenía razón, pero es algo que nunca supimos sino hasta que entramos al estudio. Es difícil señalar lo que realmente funciona. Lo bueno es que realmente funcionó y estoy agradecido. Yo simplemente hago mi trabajo, sin saber lo que puede llegar a pasar, pero por suerte la gente nos ve... bastante.

—Tiene que haber una explicación del éxito con tantas versiones diferentes de NCIS y el interés de la gente por verlos a todos.

—Supongo que los guionistas son buenos en desarrollar estos personajes que la gente quiere tanto, porque hay miles de series con historias similares, pero la gran razón por la que vuelven a ver nuestra serie es porque aprecian nuestros personajes. Y eso es lo que pasa cada semana. Plantamos una nueva semilla con cada nuevo episodio que va dando frutos con el paso del tiempo. También creo que es importante el elemento de comedia en la serie, junto con todo el drama y la acción. Hay un poco de todo y en cierta forma se convierte en un buen plato. La gente en este mundo tan loco está muy ocupada y cuando llega el momento de un nuevo capítulo de NCIS Los Ángeles hay quienes les gusta sentarse a ver "su" programa de TV como si se hubiera convertido en el gran secreto de una buena familia.

—¿Como televidente, qué es lo que te intriga más de tu personaje?

—Al principio había todo un misterio con mi personaje que de a poco fue aprendiendo la historia de su familia, porque no se sabía bien de dónde venía. Yo vengo de una gran familia y sé mucho de mis abuelos y cosas así. Pero la idea de alguien que pasó por diferentes padres adoptivos, sin una vida normal, es algo bastante excitante de explorar para interpretarlo. Son geniales los elementos dramáticos y cómicos, además de la acción que es muy divertida. Ayer íbamos corriendo por un parque de Los Ángeles, vestidos como policías armados y es gracioso lo diferente que te trata la gente. Los autos empiezan a bajar la velocidad, la gente se daba vuelta para verme o iba para otro lado, para evitarme.

—¿El mayor desafío de una nueva temporada de NCIS Los Ángeles?

—Lo más difícil es acordarme los nombres que pasaron por otras temporadas, porque la gente se acuerda mejor que yo. Eso siempre fue muy difícil. También hubo un episodio donde tuve que hablar cinco idiomas y tenía a todos los profesores de dialectos en una fila. Si decía algo mal me hacían toda clase de señas. Tuve que pedir que se fueran porque me volvían loco (risas). Fue muy divertido.

—¿En la vida real llegaste a aprender tantos idiomas como tu personaje?

—La verdad, no. En la escuela secundaria había tomado algunas clases de francés, pero al día de hoy todavía me cuesta pedir algo en un restaurante francés (risas). Por supuesto, me encantaría hablar más idiomas y estoy celoso porque me doy cuenta de que en tu caso seguramente hablas varios idiomas. Me parece algo maravilloso.

—¿Escuchaste tu versión de la serie en español?

—No, no la escuché. Espero que hayan usado la misma persona que hace el doblaje de mis películas. Es algo que suelen hacer muy seguido.

—¿Y alguna vez conociste personalmente a aquel actor que hizo tan famosa tu voz... en español? ¿No se te ocurrió investigarlo?

—(Risas) No.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.