Saga Crepúsculo dice adiós ante alivio de protagonistas

La historia vampírica de Stephenie Meyer convirtió a Kristen Stewart y Robert Pattinson en ídolos adolescentes. Ahora el eterno romance de Bella y Edward llega a su final

Resnesmee será la encargada de crear nuevas alianzas para ser parte de una gran batalla. Lobos y vampiros se unirán.Cuando nace Renesmee (hija de Bella y Edwards), la familia Cullen tendrá que protegerse de la amenaza del clan Volturi.

LOS ÁNGELES. Cuatro años después del primer filme, la saga Crepúsculo (Twilight) llega a su fin con el esperado desenlace de la historia del vampiro Edward y Bella, un romance que saltó a la realidad para delicia de sus millones de fans y que en el cine atrajo a espectadores por valor de 2.500 millones de dólares.

Centenares de fanáticos de la épica saga acamparon en el exterior del Teatro Nokia de Los Ángeles, durante la noche de premier de la película la semana pasada.

Comenzó el fin de un fenómeno que salió de las pantallas y que hizo de los protagonistas de las películas auténticos ídolos de adolescentes.

A ello contribuyó el romance de Robert Pattinson y Kristen Stewart, que tras mucho negarlo, reconocieron una relación que se rompió antes del verano cuando la actriz reconoció haberlo engañado con Rupert Sanders, director de la película de Blancanieves.

Desde entonces, la ruptura de la pareja se convirtió en la telenovela del año, que culminó con la reconciliación hace pocas semanas, aunque muchos creen que todo se trata de un plan promocional. Aunque no parece que la película lo necesita mucho, ya que Crepúsculo: Amanecer, Parte 2 sumó 141 millones de dólares en Estados Unidos durante su primer fin de semana, colocándose en el octavo puesto histórico de las películas con mejores estrenos.

Producida por Lionsgate —responsable también de "The Hunger games"— y con un presupuesto estimado de 131 millones de dólares, según la web especializada IMDB, se consiguió superar varios récords.

En total tres de las películas de la serie están entre los 10 mejores estrenos en Estados Unidos, incluyendo Luna Nueva (New Moon), en el séptimo puesto con 142,8 millones de dólares; y Amanecer. Parte 1 (Breaking Dawn - Part 1), en noveno puesto con 138,1 millones.

La cinta final de la serie también recaudó 199,6 millones más en el extranjero. Incluso atrajo al mayor número de público masculino en Estados Unidos, pues los hombres que gustan de la acción se vieron atraídos por la batalla final entre vampiros y hombres lobo.

Esta última parte de la historia se cuidó hasta en los más mínimos detalles —incluso se encargó el tema principal a uno de los grupos más prestigiosos del panorama musical, Green Day— y se limitó mucho la aparición de imágenes de la película e incluso la promoción por parte de los artistas.

Una quinta película que cierra una historia salida de la imaginación de la estadounidense Stephenie Meyer, que publicó su primera novela, "Twilight", en 2005. Una hábil mezcla de vampiros, hombres lobo y amores adolescentes que dio lugar a otros tres libros: "New moon", "Eclipse" y "Breaking dawn".

Una saga distribuida en 50 países y que ha vendido 116 millones de copias, según los datos de la web oficial de la escritora. El inmediato éxito de la historia atrajo el interés de Hollywood, que se puso manos a la obra para en 2008 estrenar la primera película, protagonizada por los entonces desconocidos Robert Pattinson, Kristen Stewart y Taylor Lautner, que contaban en aquel momento con 22, 18 y 16 años.

Con un presupuesto de 37 millones de dólares, la película consiguió situarse en el puesto 13 de las más vistas del año, recaudó 392 millones de dólares y, sobre todo, desató un fenómeno de fans.

Pattinson y Stewart pasaron de la noche a la mañana a ser la pareja mas deseada por todo adolescente que se preciara y su posterior relación personal cumplió los sueños de todos los seguidores de la saga.

Cuatro años después y tras cinco películas interpretando a los mismos personajes, la pareja está saturada de Edward y Bella y se muestran encantados con que la aventura llegue a su fin.

En la presentación en Los Ángeles de "Breaking Dawn Part 2", Pattinson aseguró que el hecho de que las cinco películas se hubieran convertido en una franquicia era "aterrador" porque "te atrapa" y hace que "asuste cambiar", que a su juicio es "lo peor que puede ocurrir a cualquier que quiera ser artista".

Y de la misma opinión es la autora, que aseguró en una reciente entrevista que "poner fin a algo que ha sido parte de tu vida durante tanto tiempo tiene siempre algo de amargura". Pese a ello, descartó continuar con la historia que le ha dado al fama.

La cuestión ahora está en ver si Stephenie Meyer, Robert Pattinson y Kristen Stewart son capaces de superar el peso de haber formado parte de esta saga vampírica. —EFE/ AP

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.