FUNTER, imparable

Las necesidades de la rehabilitación en El Salvador no retroceden, pero la Fundación Teletón sigue en pie en esa ardua lucha

En Merliot, la demanda de pacientes crece año tras año. La calidad de atención es de las mejores. foto EDH / Archivo

En 2012 la rehabilitación sigue y las necesidades también. En El Salvador, como en el resto del mundo, la población con discapacidades crece. Año con año son cientos de familias las que deben aprender a vivir con situaciones diferentes que requieren de apoyo médico, sicológico y financiero.

Contra todo pronóstico, la Fundación Teletón Pro Rehabilitación (Funter) continúa al pie del cañón y nuevamente busca la solidaridad de los salvadoreños. El tiempo ha sido su mejor aliado para demostrar que "todos somos Teletón".

Y gracias a la confianza de las miles de personas que desde 1982 han creído en el espíritu de este movimiento son millares los que se han beneficiado con los servicios de Funter. En 2010 se registró un total de 257,510 atenciones en los tres centros y para 2012 se proyectan 280,000, según lo informado por la doctora Sonia Maribel Minero, gerente del área médico-técnica.

Hay que destacar que el dinero obtenido en la gala anual de recolección representa el 90% del capital invertido en el funcionamiento de los tres centros Funter: Merliot, San Vicente y Sonsonate, según lo manifestado por Mónica de Samayoa, directora Teletón.

Para comprobarlo basta visitar las instalaciones, recorrerlas y conversar con todos los beneficiados. Hoy por hoy es la fundación que goza de mayor reconocimiento nacional, pero se debe recordar que Funter y la gala Teletón son complementarios.

Funter es un instituto privado que nace sin fines de lucro en enero de 1987, según Decreto Ejecutivo No 7, para ofrecer atención calificada a la población con discapacidades, a fin de convertir la rehabilitación en un tema nacional que permita ofrecer mejor calidad de vida a este porcentaje de la población.

Teletón es la gran gala anual de recolección que confiere los fondos necesarios para ejecutar esa política de rehabilitación nacional.

Las primeras galas Teletón estuvieron a cargo del Club Activo 20-30, con el fin de apoyar al Instituto Salvadoreño de Rehabilitación de Inválidos (ISRI). Se realizaron los años 1982, 1983, 1984, 1985 y 1987, y en total se recolectaron 10,350,546.74 colones, que equivalen a 1,182,919.63 dólares. Estos fondos fueron destinados a la construcción, equipamiento, capacitación de personal y funcionamiento del Centro de Invalideces Múltiples en San Salvador, el Centro de Rehabilitación Integral de Oriente en San Miguel y el Centro de Rehabilitación Integral de Occidente. Los tres fueron entregados al Gobierno y aún funcionan bajo la administración estatal.

Luego, y ante las grandes necesidades de los salvadoreños discapacitados víctimas del conflicto armado, nace Funter y se realizan otras cinco galas. Estas se desarrollaron en 1990, 1993, 1995, 1996 y 1998. En total se lograron recaudar 13,354,797.01 colones, que equivalen a 1,526,262.52 dólares, dinero que sirvió para construir, equipar y capacitar al personal de Funter. Vale decir que de 1992 a 1995, la agencia estadounidense AID contribuyó con Funter.

Tras el terremoto de 2001, la Fundación atravesó una de sus épocas más difíciles. Y fue precisamente en ese año que Funter El Salvador viaja a México en busca del apoyo de Televisa para continuar con las galas anuales de recolección. "Ellos dijeron que para funcionar necesitaban hacer trabajar con un medio del país y justo en ese entonces tenían alianza con TCS y plantearon que tomarían un quinquenio de la Teletón", recuerda Minero.

Desde entonces, Televisa a través de TCS tomó las riendas de la producción artística de las galas y la recolección de los fondos mejoró significativamente con relación a años anteriores.

En 2002, El Salvador se integra a la Organización Internacional de Teletones (Oritel), agrupación de países latinoamericanos que busca mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad mediante el intercambio de experiencias de los 13 países que la conforman. "El apoyo es académico y logístico...", agregó la portavoz.

Hoy por hoy, Funter El Salvador brinda uno de los servicios de más calidad y profesionalismo en lo que respecta a rehabilitación y para este año se proyecta usar parte de los fondos para reforzar el programa de operaciones ortopédicas multinivel y el de la fabricación de máscaras para niños quemados, que se desarrollan en conjunto con el Hospital San Rafael de Santa Tecla y el Hospital de Niños Benjamín Bloom respectivamente. ¡Teletonízate!