Con alas solo la UES

Los pumas universitarios humillaron al Águila en el Barraza con un lapidario 3-1

El colombiano John Castillo, el exaguilucho Nelson Reyes y César Larios gozan con el triunfo universitario en el Barraza migueleño. Foto edh/Mauricio cáceres

SAN MIGUEL. Día redondo para el C.D. UES. Ganó 3-1 de forma sorpresiva en el Barraza a un Águila con alas rotas, alcanzó en el liderato al Firpo y aprovechó la derrota de Vista Hermosa para sacarle 10 puntos en la lucha por no bajar. En solo dos fechas, los pumas ya ven a su técnico Roberto "el Toto" Gamarra como su talismán de la suerte.

Los universitarios venían de un triunfo frente al Alianza y creyeron en sí mismos para asaltar el templo naranja. Águila, en cambio, se hundió más en el sótano de la tabla porque lleva dos derrotas en igual número de partidos.

En la cancha, los emplumados entraron inquietos y con la obligación de cambiar la imagen. Por eso Shawn Martin casi marca en una falla de Eder Renderos, quien no pudo rechazar un centro. El emplumado tuvo tiempo para acomodar el balón, pero ante la salida de González se precipitó y envió el esférico arriba.

Águila tenía más entusiasmo, pero no avanzaba con tranquilidad, en especial cuando Isidro Gutiérrez coincidía por la banda con el veterano Ramiro Carballo. Fue en una contra, con varios toques de los escarlatas, cuando se produjo la primera anotación. Nelson Reyes, desde la derecha, envió un centro para César Larios. Benji Villalobos y Mardoqueo Henríquez se confundieron y el balón quedó suelto para Kevin Santamaría, quien de zurda y con toque suave marcó al 15'.

Los emplumados entraron en pánico. Al 22' Carballo envió un tiro fuerte al área y Larios alcanzó a peinar la pelota para terminarla de hundir. Los académicos abrazaron a Ramiro, autor de la jugada, como si él hubiese marcado.

Llamarada de tusa

La misma barra de la "Super Naranja" tocó la canción fúnebre. No necesitaron de cánticos o insultos para enviarle un mensaje a su equipo.

Fue allí donde Águila inició a mostrar signos de reacción. Tanto Osael Romero como Gutiérrez lucían bien en jugadas individuales. Sobre la media hora se fabricaron dos jugadas de peligro. Gutiérrez cruzó al área y Renderos desvió a tiempo y luego Nicolás Muñoz intentó hacia el rincón bajo del poste izquierdo.

Con los minutos, Águila perdió presencia ofensiva y se refugió en el pelotazo para que sus delanteros pescaran una. La UES, al contrario, buscó desesperar con el traslado del balón a ras de piso.

Corría el 41' y los pumas casi marcan un tercer tanto. Harold Alas encontró un rebote y conectó hacia el rostro de Villalobos. Una salvada. Los aficionados gritaban de desesperación que Águila parecía más un equipo de cantón. El avispero continuó con una silbatina y abucheos cuando finalizó el primer tiempo.

Vergüenza y orgullo

Eraldo Correia movió ficha. Dio ingreso al delantero Jonathan Águila por el volante Bonilla. Poco a poco, Águila aleteó fuerte y dominó la pelota. En una jugada de Shawn Martin, Renderos lo frenó en seco. Tiro libre. Osael Romero cobró y la pelota casi se le resbala a "Meme" González.

En la misma jugada, sobre los 56', Alas cruzó a Villalobos, pero su tiro se fue desviado. Los escarlatas querían más. Los contraataques se intensificaban y los zagueros Da Silva y Anaya tenían trabajo.

Nada salía arriba. Por más que llegaron las ocasiones de tiro libre. Glauber Da Silva perdió la potencia de sus tiros y hasta Águila —que llegó de cambio— se fue en falso de chilena. Era una tarde negra.

Faltaba más. Al 72' el colombiano John Castillo entró al área grande por el costado izquierdo y con un tiro suave asistió a Larios, quien no tuvo sombra alguna para marcar el 3-0 y su doblete del día.

Águila terminó humillado. Una segunda derrota. Si algo maquilló el desastroso resultado fue que Nicolás Muñoz marcó al 88' un tiro libre.