Marn exige reparar daño que comuna causó a sitio Ramsar

Recomiendan hacer obras para evitar que erosión tape nacimientos afectados por boquete

Marn teme que inundación en invierno arrastre lodo al hoyo, lo que podría sellar definitivamente los nacimientos de agua. Piden obras especiales de mitigación. foto edh / Francisco Torres

SAN MIGUEL. Mientras la alcaldía de El Tránsito sigue con la idea de construir un turicentro a las orillas de la laguna El Jocotal, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn), pide que se repare el daño que la comuna le causó el sitio Ramsar con la perforación de un boquete donde pretendían construir una piscina.

Nelson Arévalo, gerente de áreas naturales del Marn, le dijo a El Diario de Hoy, a través de la unidad de Comunicaciones de ese ministerio, que le han recomendado a la comuna revestir los taludes con gaviones forrados desde el fondo del agua, pero sin usar cemento.

Eso porque en el Marn temen que los bordes del boquete que abrió la comuna tiendan a erosionarse en el invierno y esto termine sofocando los nacimientos de agua que están en ellos.

Además piden limpiar otros nacimientos que actualmente están tapados.

Pero Manuel Dolores Quintanilla, síndico de la comuna, dijo que están interesados en preservar los recursos de la laguna y añadió que hicieron una propuesta que conlleva concluir la piscina que ya iniciaron, pero que dejarían un filtro para que los nacimientos de agua no se tapen.

Agregó que están conversando con la Universidad de El Salvador para que realicen un estudio técnico del impacto que esto tendría y que también piensan iniciar una limpieza de las plantas acuáticas para preservar la laguna.

Quintanilla, que es técnico, señala que en la municipalidad están sabedores de que en la laguna, por ser un humedal con la protección internacional Ramsar, toda inversión que se vaya a realizar debe ser bien estudiada.

Es decir, la comuna no ha desistido en la idea de construir un turicentro en ese humedal y explica que para eso "estamos solicitando todos los permisos porque queremos que el proyecto se desarrolle en los términos legales para no tener problemas después".

Creen en la preservación del ecosistema, pero creando oportunidades de desarrollo y de aprovechamiento, para que los lugareños mejoren su condición de vida.

No obstante, Arévalo señaló que "hasta el momento no hemos recibido el formulario ambiental por parte de la municipalidad que indique la intención de construir un turicentro en la zona".

Muchas presiones

La laguna El Jocotal es sitio de descanso para unas 252 especies de aves migratorias y de ahí su importancia mundial.

El Jocotal tiene 572 hectáreas de terreno, pero recientemente le sumaron las lagunas Chilanguera y San Juan, lo que incrementó el área protegida a mil 572 hectáreas, que incluye algunas áreas del cono del volcán Chaparrastique.

Es por eso que cuatro guardarrecursos, dos técnicos y un vehículo están lejos de llegar al mínimo que se requiere para su cuido. Quienes hoy laboran en la zona recuerdan que en 1976 eran 32 los guardarrecursos que habían asignados solo para El Jocotal.

De ahí que la caza indiscriminada de animales no se pueda detener. Los venados que son libres en las 100 manzanas de bosque, situadas al sur del espejo de agua, son el principal objetivo de los cazadores, aunque también algunas aves, como pericos y loras y los osos hormigueros y cocodrilos escasean cada vez más.

"Qué podemos hacer nosotros al encontramos gente con escopetas si nosotros solo andamos machetes; no nos queda más que irnos y llamar a la policía, pero vienen y ya no hay cazadores", dice un guardarrecursos.

A ello se suma un problema más serio: el azolvamiento de la laguna. Aunque oficialmente el Marn no lo ha dado a conocer, hay un estudio que revela que si no se interviene pronto, la laguna se secaría en unos 20 años.

Hay tres causas de este azolvamiento que avanza rápido: la primera es que hay tres quebradas que desde la parte alta del volcán arrastran correntías de lodo en invierno, que van a dar al fondo de la laguna.

La segunda es que cuando el Río Grande se desborda, inunda de basura y sedimento a El Jocotal y la tercera es que hace 4 años construyeron una borda para evitar que el río siguiera inundado la laguna.

Usaron 700 camionadas de piedra volcánica para construir la borda de 14 metros de largo por 8 de ancho; pero hace tres años la borda se rompió y toda esa piedra volcánica fue a dar al fondo de la laguna.

Arévalo, del Marn, dice que se reunieron con actores locales para buscar alternativas que eviten el azolve. "En lo inmediato, gestionar fondos para realizar obras de conservación de suelos y gaviones para evitar el azolvamiento. El reto es transformar algunas prácticas, principalmente agrícolas, que se realizan en las partes altas y provocan la erosión del suelo", dijo.

El jefe de áreas naturales sostiene que no es necesario desviar el rumbo de las quebradas, porque dice que "existen estudios de manejo de las cuencas para ese sector del volcán". Acaban de contratar un hidrólogo para abordar la situación.

Pero aceptan que las limitaciones presupuestarias les impiden contratar más guardarrecursos y como alternativas capacitan a pobladores para que se integren al cuido de la laguna, de la cual subsisten.

Pese a esto, vecinos como Alicia Carranza y Milagro Guandique están molestas porque no se termina de construir el turicentro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.