Vendedores ambulantes insisten en ocupar calles

Ayer, se enfrentaron al CAM, que cumplía la ordenanza de prohibir ventas en la vía pública

La alcaldía no permitirá que vendedores ambulantes se tomen las arterias. Foto EDH / Cortesía

SONSONATE. La alcaldía de la cabecera ha ofrecido opciones a los vendedores informales para comercializar sus productos en lugares dignos y donde pueden protegerse del sol y la lluvia.

Esto en el marco de un proyecto de reordenamiento de la ciudad que inició en enero con la construcción de una megaplaza. Más de cinco mil vendedores han sido reubicados. Pero hay un grupo, de unos 40 que insiste en ocupar las calles.

En ese estira y encoge, ayer hubo un enfrentamiento entre vendedores y el Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), en el Paseo 15 de Septiembre, una arteria donde están ubicadas las dos terminales de buses y donde se concentra un importante sector comercial, que ha resurgido luego de que la alcaldía recuperara calles y aceras de la zona.

Un contingente de 100 elementos del CAM llegó al lugar a las 5:00 de la mañana para evitar que el comercio informal se instalara en la zona, luego de que en los últimos días se detectara la presencia de vendedores ambulantes.

Los agentes llegaron para hacer cumplir la ordenanza contravencional para la convivencia y seguridad ciudadana y contravenciones administrativas del municipio, que en su artículo 45-A prohíbe las ventas y actividades comerciales en calles, aceras o cualquier espacio público.

Además, pretendían custodiar los espacios recuperados de la arteria donde hoy se iniciaría un proceso de ornamentación y adecuación que transforme la imagen del sector, como parte del plan de inserción al área turística que la municipalidad está promoviendo.

Poco a poco, los vendedores que llegaron fueron advertidos y se fueron pacíficamente. Sin embargo, un par de horas más tarde, organizados y armados con piedras, estopas de cocos y hasta armas blancas, se enfrentaron a los agentes del CAM.

En la trifulca, el agente José J., de 38 años, resultó herido en sus extremidades inferiores y superiores con un machete, por lo que fue trasladado al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

El agresor, identificado como Leopoldo O., de 60 años, oriundo de Acajutla, fue capturado y puesto a la orden de la Policía Nacional Civil (PNC). El imputado también salió afectado con el gas pimienta que utilizaron las autoridades para someter al grupo de manifestantes.

Sin acuerdos

Ayer, a las 10:00 de la mañana, en un intento por evitar más hechos violentos, una comisión de la alcaldía integrada por el asesor del alcalde, Roberto Jovel; la concejala Ana Velia de Alfaro; el gerente general, Joaquín Cerna; el gerente de mercados, Salvador Andino; y el director del CAM, Nelson Villalta, se reunió con tres representantes de los vendedores ambulantes: José Pérez, Julio Melgar y Juan Hernández.

La propuesta de la municipalidad fue instalarlos en locales de la terminal antigua, en el mercado El Ángel o en algunos puestos de la nueva megaplaza. Incluso, se les explicó que hay algunas miniplazas privadas que están disponibles para ellos.

Sin embargo, se negaron a aceptar las propuestas.

Este rotativo intentó conversar con dos de los representantes de los vendedores (Julio y Juan); pero, también se negaron a hablar.

La inconformidad y el resultado de la reunión corrió como pólvora hasta el Paseo 15 de Septiembre, donde hubo otro conato de violencia, que no tuvo mayores consecuencias.

El alcalde de la ciudad, Roberto Aquino, se mostró molesto por la situación, pero firme en la decisión de no ceder los espacios públicos a las ventas informales. "No estamos dispuestos a permitir que se corrompa la institucionalidad porque debemos hacer prevalecer la ley. La gente de Sonsonate está ávida de ver su ciudad ordenada y no es posible que un grupúsculo de foráneos vengan a alterar el orden de la ciudad", expresó el edil.

Además, agregó que "no es posible que 2,300 puestos que significan más de cinco mil personas que era lo que teníamos en la calle, esta gente con toda la voluntad se ha ido de la calle y se instaló en la megaplaza; y que estos 40 (vendedores) que son manipulados y que no son ni de Sonsonate estén queriéndose tomar la calle y mantener el desorden".

La ciudadanía, por su parte, respaldó la decisión de la municipalidad y exige a los vendedores cumplir con lo que la ley manda.

"El alcalde ya les ofreció una opción y allí caben todos. No sé que están esperando los vendedores para irse para la megaplaza. Creo que lo hacen por molestar", manifestó el sonsonateco Roberto Flores.

De igual manera piensa Jeimy Guzmán, otra habitante de esta ciudad. "Los vendedores quieren hacer de las suyas y desobedecen la ordenanza. Lo que veo es que no les gusta el orden y quieren obligarnos a vivir así. Pero la alcaldía debe imponerse porque ya les dio un buen lugar y no lo quieren", expresó Guzmán.

Por el momento, agentes del CAM, apoyados por la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada, permanecen alertas para evitar que vendedores informales ocupen las vías.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.