resumen noticias

Descuido causó incendio que le costó la vida a niño de meses

Madre colocó vela cerca de la cama donde dormían sus hijos de tres meses y dos años. El menor falleció

Francisco Torres Lucinda Quintanilla comunidades@eldiariodehoy.com Viernes, 5 de Julio de 2013

SAN MIGUEL. Inicialmente las autoridades fiscales y policiales creyeron que la muerte de Cristian Daniel Ramírez, de tres meses de nacido y las lesiones que sufrió su hermana de dos años, se debían a un caso de abandono; sin embargo, lo descartaron tras entrevistar a testigos.

La tragedia inició el jueves a las 9:00 de la noche cuando la madre de los menores colocó una vela junto a la cama en la que dormían sus vástagos. Esta cayó y provocó que la cama ardiera en llamas.

La madre, que se encontraba en el patio de la vivienda situada en el cantón Las Delicias, escuchó los gritos desesperados de los infantes y corrió a auxiliarlos.

Vecinos también acudieron y fueron ellos quienes trasladaron a los infantes hasta el hospital nacional San Juan de Dios.

El jefe de emergencias de ese nosocomio, Alcides Méndez, agregó que el niño de tres meses era quien tenía quemaduras más serias.

"Ingresó en choque porque traía quemaduras de tercer grado en todo el cuerpo", indicó.

En el ochenta por ciento, según bomberos.

"Prácticamente las manos las traía calcinadas e ingresó en estado delicado", agregó el galeno.

Los médicos de inmediato ingresaron al menor a la sala de máxima urgencia donde se le practicaron todos los procedimientos para tratar de estabilizarlo, pero murió la mañana de ayer, confirmó Méndez.

El galeno añadió que la cantidad de humo que había inhalado el menor también le causó un daño severo en las vías respiratorias, lo que complicó su recuperación.

La otra menor fue dada de alta la madrugada de ayer, pues solo tenía una quemadura de segundo grado en una de sus piernas.

La sospecha

El bombero Orlando Vázquez precisó que cuando ellos atendieron la emergencia los vecinos les informaron que los menores estaban solos en la casa al momento del conato de incendio, por lo que dieron informe a las autoridades.

Ayer por la mañana el jefe de la unidad de vida de la oficina fiscal de San Miguel, Óscar Meléndez, dijo que preliminarmente se sospechaba que a la madre podrían imputársele los delitos de abandono y lesiones culposas.

No obstante, esto cambió ayer por la tarde cuando el jefe fiscal de oriente, German Arriaza, explicó que, según declaraciones de testigos, la madre estaba en el patio de la vivienda, realizando algunos oficios domésticos cuando se registró la tragedia.

"Hemos hecho varias entrevistas y hemos determinado que no se le pueden imputar delitos a la madre", acotó.

Las fuentes fiscales aseguraron que procedieron al reconocimiento del cadáver del menor a las 7:00 de la mañana de ayer.

Méndez dice que en un primer momento trataban de estabilizar al infante para luego referirlo al hospital de niños Benjamín Bloom, en la capital, pero que por la gravedad de les quemaduras no pudieron salvarle la vida.