resumen noticias

Universitarios impulsan campaña para uso adecuado de pasarelas

Buscan educar a sus compañeros, quienes a diario cruzan la calle de forma imprudente

Lucinda Quintanilla comunidades@eldiariodehoy.com Miércoles, 26 de Junio de 2013

SAN MIGUEL. A diario, cientos de estudiantes de la Universidad de El Salvador campus San Miguel cruzan la carretera Litoral para abordar las unidades del transporte público y trasladarse hasta el centro de la ciudad, esto a pesar de que cuentan con una pasarela a escasos metros de la salida del campus.

Esta práctica ha dejado en la historia de los universitarios por lo menos tres decesos de estudiantes que intentaron cruzar la vía y fueron arrollados, además de varios lesionados por la misma causa.

Sergio Reyes, de la unidad de comunicaciones de la universidad, indicó que estas estadísticas y la inconsciencia de los educandos que a diario se exponen al cruzar la calle frente a la universidad los llevó a crear un plan para generar conciencia y motivar a que usen los puentes peatonales.

Una veintena de estudiantes universitarios portando carteles que estimulaban al uso de las pasarelas formó una pequeña valla desde la entrada de la universidad hasta la pasarela, evitando el paso de sus compañeros para que cruzaran la calle y usaran la pasarela, esto durante la mañana de ayer.

Sin embargo, a pesar de la insistencia de los organizadores de la actividad, muchos de los estudiantes que salían de sus clases siguieron cruzando la calle de forma imprudente y frente a la mirada de sorpresa de sus compañeros, que buscaban hacerles conciencia para que no lo hicieran.

"Queremos que los estudiantes universitarios den el ejemplo, de que se deben usar las pasarelas para evitar que haya personas arrolladas", explicó Reyes.

Agregó que la pasarela, que fue construida hace unos 10 años, fue colocada después de una petición del mismo estudiantado de aquellos años, para evitar que los educados fueran arrollados, por lo que ahora les parece irónico que esta nueva generación de universitarios se resista a usarla, sabiendo que eso les puede salvar de ser víctimas de accidentes.

Reyes sostuvo que el problema de inconsciencia en los estudiantes es grande, pues un 80 o 90 por ciento de los universitarios prefiere pasarse corriendo la calle a subirse a la pasarela. Sumado a ello está que los trabajadores del transporte colectivo que hacen meta frente al recinto educativo, incitan a los estudiantes a cruzarse la carretera con el objetivo que aborden las unidades para llevarlos al centro de la ciudad.

"Los ayudantes de los buses llaman a los estudiantes desde un extremo de la calle para que aborden los buses, pero ellos no tienen la más mínima precaución y el estudiante se arriesga al cruzar corriendo", dijo indignado Reyes.

Los estudiantes están conscientes del peligro que representa cruzarse la calle, pero justifican la acción con que aveces los buses están por marcharse y tardan más tiempo en llegar al otro extremo de la calle si se cruzan por la pasarela.

Alexander González, estudiante, dijo que "prefiero no usar la pasarela, porque es más la caminada y si me cruzo por la calle es más rápido, pero claro siempre me percato para evitar ser arrollado", dijo.

Marta Fuentes, otra estudiante, dijo que "es bueno que recuerden a los estudiantes que no es correcto pasarse la calle de forma imprudente, es mejor usar la pasarela, porque uno aveces por andar apresurado comete imprudencias y es bueno que nos recuerden el valor de usar las pasarelas", indicó la joven.

Rayes agregó que, además de esta actividad que realizarán de forma permanente al menos dos veces al año, tendrá una campaña continua en las aulas, para revertir las actitudes actuales de los educandos en torno al uso de la pasarelas.

"No podemos pedirle a la gente que use las pasarelas si nosotros, que somos gente con un nivel académico alto, no lo hacemos, por eso es urgente que se cambie de actitud", reiteró Reyes.

La policía registra, en lo que va del año, al menos seis personas que murieron arrolladas.

Invitan a usar las pasarelas y con ello prevenir desgracias a los peatones.