resumen noticias

Falta de sanitario en kínder pone en riesgo a alumnos

Los dos sanitarios que usaban los niños de la Parvularia Nacional de Concepción Batres se inundaron en 2011

Lucinda Quintanilla comunidades@eldiariodehoy.com Viernes, 21 de Junio de 2013

USULUTÁN. Los niños de la Parvularia Nacional de Concepción Batres tienen más de dos años de estar sin servicios sanitarios, mismo tiempo que tienen de estar exponiéndose a hacer sus necesidades a la intemperie y frente a la vista de los adultos que circulan por las cercanías del kínder.

En su defecto, docentes de la institución los llevan a los baños públicos de la ciudad, aunque eso significa exponerlos a diferentes peligros en la calle.

Son 30 menores de entre cuatro y seis años matriculados en la institución y que desde las lluvias registradas en octubre de 2011 no pueden hacer sus necesidades fisiológicas en los baños por el daño que estos sufrieron.

Según explicó la directora de la institución, Juana Portillo, "desde las lluvias de octubre de 2011, los servicios sanitarios se inundaron y fue imposible utilizarlos, porque peligraba la salud de los niños".

Desde entonces los infantes se han visto obligados a hacer sus necesidades fisiológicas al aire libre o en los baños del pueblo.

"Hay niños que son penosos y no les gusta hacer sus necesidades enfrente de otros, por eso los llevamos a los baños públicos que hay en el parque", dijo Portillo.

La maestra reconoció que las dos formas en las que hacen sus necesidades los menores no son adecuadas, pero justificó asegurando que no tienen otra opción.

"A los niños no les gustan que los vean orinando, pero la urgencia los hace que deban evacuar al aire libre, además sabemos que en los baños públicos hay adultos y no es adecuado que hagan sus necesidades cerca de adultos que desconocen", aseguró la directora.

Portillo indicó que hay menores que incluso hacen sus necesidades en la ropa porque no quieren ir a los baños públicos y menos hacerlo frente a sus compañeros.

"Más de un niño se ha orinado en los pantalones, porque no quiere hacer sus necesidades frente a otros y eso nos indigna y nos hace sentir impotentes", sostuvo.

La directora sostiene que el problema y los riesgos que esto implica para los alumnos fue expuesto a las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) a través de la dirección departamental.

Sin embargo le notificaron que la institución no podía intervenir en un centro educativo cuyo terreno no pertenece al Ministerio de Educación.

"La parvularia está en un terreno de la alcaldía de Concepción Batres, por eso me dijeron en el ministerio que no pueden invertir en un terreno que no les pertenece", dijo Portillo.

La educadora aclaró que no hay trámite para que la comuna ceda el terreno al ministerio de Educación, por tanto continuará en poder municipal y como consecuencia sin ayuda del Mined.

Ante la respuesta de la cartera de Estado, la petición de ayuda llegó a la municipalidad de Batres. También apelaron a organizaciones no gubernamentales que no les respondieron, aseguran.

La comuna se comprometió a resolver el problema. Comenzaron a construir una fosa para los baños en las instalaciones de la parvularia.

Sin embargo, la directora aseguró que lo que han avanzado es poco y que " estamos a medio año y si seguimos así se terminará el año escolar y los niños seguirán haciendo sus necesidades fisiológicas a la intemperie".

Padres preocupados

Los padres de los menores están consternados y exigiendo a quien le corresponda resolver el problema y garantizar que sus hijos están en las condiciones idóneas donde estudian.

María Peña es una de las preocupadas madres que tiene a su hijo en la Parvularia Nacional.

La mujer indicó que "nos preocupa la seguridad de los niños, no es adecuado que hagan sus necesidades exponiéndose a los adultos. Urge que los atiendan".

Agregó que es inaudito que haya pasado tanto tiempo y el problema siga latente y afectando a los niños.

"Es básico que en una escuela hayan baños y mucho más si se trata de una parvularia que es donde los niños frecuentemente usan los baños, por estar tan pequeños", aseguró la madre..

Otro de los padres afectados es Jhonatan Díaz, quien dijo que "lo que los niños deben pasar para hacer sus necesidades no es correcto, ellos necesitan baños en buenas condiciones. No pueden seguir haciendo a lo libre".

Díaz asegura que les preocupa que los niños se enfermen por usar baños públicos, que generalmente son usados por adultos.

A ello se suma la retención de orina o heces que afrontan para esperar llegar a las casas por la vergüenza de hacer al aire libre.

"Los que están trabajando en la fosa deben acelerar el paso porque nuestros niños se han esperado casi tres años para que alguien les resuelva y debemos de ser conscientes que los adultos podemos esperarnos cuando queremos ir al baño, pero ellos no", dijo Raúl Larios, otro preocupado padre.

Por su parte, Rolando Portillo, jefe de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucional (UACI) de la comuna de Concepción Batres, sostuvo que desde mayo, vía administración, fue aprobada la construcción de una fosa para sanitarios en las instalaciones de la Parvularia Nacional en el municipio.

"Se invertirá un promedio de ocho mil dólares para hacer la fosa", dijo.

Agregó que hasta hace pocas semanas están atendiendo el problema porque no lo habían priorizado y también por los fondos, pero que ahora ya están trabajando en responder a los niños afectados.

Los padres sólo esperan que pronto terminen las labores y que sus niños dejen de ser expuestos cada vez que quieran hacer sus necesidades fisiológicas.

Los padres temen que por la época lluviosa los trabajos sigan postergándose y sus hijos sigan sufriendo.

Otra parvularia

Otra parvularia que también tiene problema con sus sanitarios es la de la escuela Santiago Orellana, también en Concepción Batres.

Ahí los 40 menores que conviven en un aula comparten un solo baño que es el que está en buen estado.

La profesora María Quintanilla explicó que "desde hace un año el baño de los niños estaba dañado de una manguera, había fuga, pero se reparó, ahora el problema es que el tanque no le sirve y el agua no llega hasta el baño".

Agregó que lo que hacen es llevar recipientes con agua para limpiarlos, pero que es urgente sea reparado porque los niños lo usan mucho y este se encuentra dentro de la misma aula. El director de la escuela, Luis Torres, dijo que desconocía la situación.