Santanecos temen desplome de casas viejas

Algunos inmuebles están abandonados otros tienen valor culturas y las autoridades no pueden intervenir porque tienen dueñosb Algunos inmuebles están abandonados otros tienen valor culturas y las autoridades no pueden intervenir porque tienen dueños

Algunas viviendas están deshabitadas. Foto EDH / Mauricio guevara

SANTA ANA. Las viviendas antiguas y abandonadas en el centro de la ciudad de Santa Ana son consideradas por transeúntes como "un peligro" debido a la debilidad de la estructura, la cual podría desplomarse.

Los peatones aseguran que es necesario que las autoridades intervengan, ya que en invierno las paredes de adobe acumulan humedad, lo cual aumenta el riesgo.

"Estas casas son un peligro porque si usted ve al derrumbarse puede caerle encima a las personas que vengan en la acera. Con solo ver las paredes uno sabe que está corriendo peligro", consideró un peatón que circulaba en la calle Libertad Oriente.

Algunas personas consideran que estas casas ya han terminado su vida útil y por eso se requiere de tomar acciones que permitan evitar una desgracia.

"Yo creo que deberían botarlas y hacer edificios modernos, los dueños si no las van a usar mejor que las vendan a alguien que ocupe este terreno", manifestó la santaneca Yolanda Morales.

Sin embargo, las autoridades departamentales de Protección Civil consideran que es poco lo que pueden realizar, debido a que los edificios son propiedad privada.

Valor cultural

"No podemos proceder a una demolición, ya que para comenzar es una propiedad privada y son los dueños los que deben buscar la manera de reparar las paredes. Además porque son consideradas como patrimonio cultural", manifestó el jefe departamental de Protección Civil, Daniel Lemus.

El funcionario explicó que en coordinación con la alcaldía municipal buscarán contactar a los propietarios de los inmuebles y exponerles la problemática.

En caso de no lograr un acercamiento con los dueños de las viviendas, Lemus explicó que podrían acercarse a las instancias legales que les avalen realizar trabajos en los edificios.

Aunque la mayoría de los casos se trata de casa abandonadas, el problema no es exclusivo de estas.

Muchas edificaciones que actualmente funcionan como oficinas, tiendas u otro tipo de negocios también representan un riesgo debido a los daños en la infraestructura.

Este es el caso de un casa situado en la 4a. Avenida Sur y 5a. Calle Poniente. Ahí ha sido necesario aislar el lugar para evitar que partes de la pared caigan sobre los comerciantes informales que se ubican en la zona.

Muchas de las viviendas que se encuentran en mal estado forman parte del Centro Histórico de Santa Ana. Estas fueron construidas en el Siglo XIX .

Solo en la calle Libertad Oriente se contabilizan por lo menos cinco grandes edificios que están en muy malas condiciones.