resumen noticias

Transportistas temen por ola de robos en Santiago de María

Los conductores del transporte informal aseguran que les han robado ocho vehículos en 2013

Lucinda Quintanilla comuidades@eldiariodehoy.com Martes, 4 de Junio de 2013

USULUTÁN. Mario Campos es el ejemplo más claro que ponen los transportistas informales de Santiago de María para explicar el temor que sienten ante la ola de robos de las que son víctimas. El hombre está desaparecido desde el miércoles de la semana anterior, cuando desconocidos lo contrataron para hacer un viaje.

Según los conductores, quienes se ubican en varios sitos de Santiago de María a esperar ser contratados para realizar algún viaje, desde finales del año pasado son víctimas de asaltos.

Sin embargo, la situación empeoró en el presente año cuando delincuentes, haciéndose pasar por clientes, los contrataban para hacer un viaje y una vez en camino y pistola en mano les robaban el vehículo.

La preocupación alcanza a los más de 100 motoristas que se dedican en vehículos pick up y sedán a subsistir prestando sus servicios de transporte. Son por lo menos ocho vehículos los que, según los afectados, les han robado.

Raúl Hernández es uno de los conductores. Asegura, con cara de preocupación, que la situación se ha vuelto complicada y temen por sus vidas.

"Más de una vez han dejado golpeados y atados de manos y pies a los picacheros o motoristas. Los han despojado de sus cosas y de su vehículo", dijo el transportista.

Sostuvo que en 20 años dedicado al negocio de la transporte de pasajeros nunca había enfrentado una situación similar. "Ahora estamos expuestos", asegura.

Estos trabajadores aseguran que no denuncian los robos de los que son víctimas porque las autoridades policiales no resuelven nada.

Agrega que en toda la ciudad hay al menos siete puntos de transportistas y en todos se han registrado robos de vehículos.

Pese a ello, la Policía no registra denuncias. Los transportistas reiteran que no sirve de nada hacerlo porque no obtienen resultados favorables.

De lo que sí hay denuncia en la policía de Santiago de María es de la desaparición de Campos, de quien no hay rastro.

Los compañeros de la víctima han pegado en los vidrios de sus vehículos una hoja volante con la fotografía de este.

En la hoja volante se establece el nombre de Campos, el número de teléfono para dar información a familiares y la placa del automotor que conducía.

Los motoristas piden que en caso de que alguien sepa del paradero de Campos avisen a los teléfonos 7509-5670 y 7142-6818.

Las características del automotor robado son placas particular 436-379, marca Toyota Corolla color verde.

Los conductores aseguran que el caso más grave es precisamente el de Campos, pues aún no aparece y temen que lo hayan asesinado.

José Luis Parada, otro transportista, asegura que "hemos hecho una colecta para ayudar a la familia con la búsqueda del compañero".

Agrega que los robos de vehículos le parecen que son un plan para atemorizar al sector informal de transporte que lleva años funcionando en Santiago de María.

Sin embargo, no establece quién estaría detrás de lo que denuncian. Se limitan a asegurar que la delincuencia común es la que les estaría haciendo daño.

"Ahora cada vez que alguien me busca para hacer un viaje, primero veo a la persona y si me genera confianza lo hago; pero eso nos genera pérdidas económicas", dice Parada.

Fernando Aguilar es otro de los transportistas que asegura que la situación se ha vuelto compleja.

"Muchos probablemente terminen retirándose del sector por miedo a ser víctimas de los delincuentes", dijo.

Además de los robos de vehículos también se han registrado asaltos. Aguilar asegura que el más reciente atraco se registró ayer en la mañana.

"Le quitaron dinero al compañero luego de hacer un viaje", aseguró.

Narró que en una ocasión un delincuente se hizo pasar por borracho, se paró en medio de la calle y obligó al transportista a parar.

Una vez se detuvo le cayeron un grupo de delincuentes y le robaron todo el efectivo que llevaba, el vehículo y lo dejaron amarrado.

Piden a la Policía que se preocupé más por la seguridad de la ciudadanía.