Pagan por sus lotes y no les dan las escrituras

Algunas personas tienen más de 15 años que terminaron de cancelar sus parcelas y la mayoría ya ha construido casas. Los afectados están preocupados

Las personas de la lotificación dijeron sentirse inseguras por no tener la escritura de sus lotes. Dicen que podría tratarse de una estafa. Foto edh / Cristian DÍAZ

SANTA ANA. Cuando Favio Salguero compró su parcela al contado en 1997 pensó que pronto tendría la escritura y con ello garantizaría el bienestar de su familia.

Pero se equivocó porque, tras 16 años, dicho documento no ha sido extendido a pesar de que han realizado múltiples gestiones para obtenerlo.

Igual situación se encuentran varias personas que adquirieron una parcela en la lotificación San José, cantón El Ranchador, kilómetro 74 de la carretera que de Santa Ana conduce hacia Candelaria de la Frontera.

"Siempre ha habido un engaño de los dueños de que vamos a arreglar y nunca se hace", dijo Salguero.

Agregó que teme perder la inversión que hizo en la compra del solar y de la construcción de la casa que ahora habita. "Nosotros estamos inseguros porque ni la lotificación está inscrita en el CNR (Centro Nacional de Registro). Hemos sido engañados por la persona que nos ha dicho que ya van a solucionar el problema", agregó.

Otro de los afectados, David Chacón, dijo que son 63 lotes. Catorce familias ya cancelaron en su totalidad sus respectivas parcelas.

A pesar de la situación, hay otras personas que continúan pagando debido a que en el contrato se estipula que si tienen tres meses de mora la parcela podrá ser recuperada, y que en caso de mejoras (construcciones) se tomará como que ellos estuvieron alquilando en el lugar.

Chacón dijo que desde 1994 comenzaron a realizar trámites para obtener escrituras de las parcelas; pero hasta la fecha las acciones han sido en vano.

Quienes ya pagaron los solares ni siquiera tienen una cancelación extendida por los propietarios de la lotificación.

"No tenemos ninguna esperanza de que esta situación la arregle la señora (propietaria)", manifestó.

Los mismos afectados explicaron que, aparentemente, entre los inconvenientes que han enfrentado es que el dueño original del terreno lotificado falleció el 23 de noviembre de 2010.

Por ello, el terreno le fue heredado a su esposa, que a pesar de haber sido declarada como tal, no lo ha aceptado ante un tribunal, dijeron los inconformes.

Chacón lamentó, además, de que la supuesta propietaria no tenga "voluntad" de resolver el problema; pero sí está recibiendo el pago por cada uno de los lotes.

El abogado que está asesorando a los afectados, identificado solo como Zavaleta, agregó que la señora debe de presentar ante el Centro Nacional de Registro la "escritura de desmembración en cabeza de su dueño" para que las personas que ya cancelaron tenga sus propias escrituras.

Otro afectado, Óscar Hernández, explicó que hace seis meses terminó de cancelar las 144 letras (pagos) que estipula el contrato.

"Me siento inseguro porque no puedo ni vender ni seguir construyendo. El simple hecho de no tener un documento que ampare la legal tenencia, es una inseguridad", dijo.

Similar opinión tiene América Lemus, y dijo que "nosotros somos pobres, no tenemos recursos para andar dando tanta vuelta y perder lo que tanto nos ha costado", dijo en tono de frustración.

El jefe del departamento de ingeniería de la alcaldía, José Monjarás, confirmó que dicha lotificación se encuentra ilegal pues solo cumplieron tres de los cuatro requisitos que la alcaldía exige para darla como legal.

"Solo tramitaron la línea de construcción, calificación del lugar y revisión vial. Hicieron tres de los cuatro pasos. Les falto el último (y más importante) que es obtener el permiso de parcelación", dijo Monjarás.

El jefe de la dependencia municipal recomendó a los afectados que se acerquen a la alcaldía para buscar una solución al problema y puedan asegurar sus lotes.