resumen noticias

Acusan a Salgado en FGR por daños al patrimonio

Señalamientos son por daños a nichos antiguos en cementerio migueleño

Francisco Torres comunidades@eldiariodehoy.com Jueves, 30 de Mayo de 2013

SAN MIGUEL. La destrucción de nichos que se ha venido registrando durante este año en el cementerio general fue denunciada ante la Fiscalía General de la República (FGR) hace dos semanas, debido a que algunos creen que se trata de un daño al patrimonio cultural de la ciudad.

El denunciante, Miguel Ángel Rosales, está molesto porque considera "irresponsable que las autoridades de la ciudad no solo desprotejan el patrimonio histórico", sino que, además, "sean ellas quienes lo destruyan".

Rosales no tiene tapujos al llamar ignorante al alcalde Wilfredo Salgado porque afirma que solo cuando no se tiene conocimiento de la ley "se puede destruir así el patrimonio de un pueblo".

Pero la denuncia, y la investigación fiscal que se avecina en su contra, es algo que no le quita el sueño a Salgado, al contrario, arremete contra el demandante de quien dice que por "tanto que ha fumado cigarros de tres dólares, que hasta loco está quedando".

La destrucción de nichos se hizo en dos etapas, y para entender la primera es necesario recordar la publicación en la que El Diario de Hoy dio a conocer, a inicios de febrero de este año, que una fila de nichos aéreos donde había algunos desde finales de los 1,700 estaban siendo destruidos.

Rompieron las lápidas y dejaron descubiertos los orificios. Salgado negó inmediatamente que fuera personal de la alcaldía quien había ocasionado el daño, pero el gerente del cementerio admitió que envió su gente a abrir aquellas tumbas que ya estaban agrietadas para evitar que vándalos lo hicieran.

Una segunda etapa del daño, se produjo a inicios de este mes. Introdujeron maquinaria para destruir varios mausoleos antiguos que estaban a orillas de la calle peatonal del cementerio para construir nichos nuevos.

En este caso, Salgado dice que la maquinaria no era de la comuna y sostiene que los nichos destruidos fueron los que ellos consideraron que no eran artísticos o históricos, por lo que los subastaron y sus nuevos dueños decidieron hacerle nichos para habilitar un mausoleo familiar.

"Para esto seguimos un proceso interno en la alcaldía, todo lo que se ha hecho tiene un respaldo legal", sostiene.

Urge más espacio

El edil dice que las acciones que han emprendido en el camposanto solo buscan habilitar más espacio para seguir recibiendo fallecidos "porque el cementerio está por colapsar y si no le metemos mano al problema vamos a tener que cerrarlo".

Una de las acciones que emprenderán pronto es la construcción de nichos aéreos que estarían situados al fondo del camposanto.

Salgado admite que pidió permiso a la Secretaría de Cultura para botar los nichos aéreos antiguos para construir unos nuevos en su lugar, pero afirma que se lo prohibieron.

Este rotativo buscó las opiniones de la Secultura, sobre la demanda contra el alcalde, pero como siempre pasa, no hubo respuesta.

Rosales dice estar dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias en este caso; sin embargo, las investigaciones serán lentas porque el caso fue denunciado en la capital y la Fiscalía tiene que derivar el caso hasta la oficina fiscal de San Miguel.

Rosales dice que denunció en San Salvador por miedo a que los fiscales migueleños bloquearan el trámite de la denuncia. La FGR no opinó.

Salgado sostiene que Rosales, que habla de defensa al patrimonio, daña la propiedad pública y privada porque "anda manchado con espray las pareces y nosotros tenemos que invertir para borrar los mensajes que el deja".

Pero mientras la FGR investiga el posible cometimiento del delito de daño o destrucción al patrimonio, y Salgado y Rosales se gastan sus mejores insultos, Adrián Márquez, un migueleño, opina que lo mejor que puede hacer la alcaldía es "comprar un terreno grande en la ciudad para hacer un nuevo cementerio".