Cierran vías en Santa Tecla por temor a los asaltos

En Santa Mónica, Santa Tecla, los ladrones asaltaron a un ingeniero que instalaba portones

Vecinos de la colonia Santa Mónica, en Santa Tecla, se quejan del incremento de asaltos que se cometen a toda hora, más cuando sus moradores andan trabajando. foto edh /René estrada

Santa Tecla se ha vuelto atractiva no solo para los turistas nacionales y extranjeros; sino también para los asaltantes, de acuerdo con algunas autoridades, quienes por temor a represalias de sus superiores, no han querido identificarse. En la zona se registran de cinco a seis asaltos diarios.

Esta vorágine ha creado angustia en la población tecleña, que en algunos casos ha optado por cerrar el paso por sus colonias, colocando portones en caminos y pasajes. Santa Mónica, situada al norponiente del casco central del municipio, ha sido la última colonia en quererse proteger de la misma manera.

El día que se disponían a realizar su sueño de instalar los portones en uno de los pasajes, sujetos armados asaltaron a un ingeniero que trabajaba.

Preocupados por lo sucedido, algunos lugareños llamaron al Cuerpo de Agentes Municipales de Santa Tecla y Policía Nacional Civil.

Pero en vez de ser auxiliados, los agentes municipales ordenaron suspender los trabajos de cierre de la vía interna, pues debían contar con el aval del Viceministerio de Transporte y del concejo municipal local.

Vecinos frustrados

Los ciudadanos tuvieron que detener la colocación de los portones.

"Ya no podemos salir de nuestras casas con tranquilidad porque somos víctimas de los delincuentes. Nos sentimos amenazados y no hallamos qué hacer", afirmó una habitante.

Agregó que los hampones sorprenden a los lugareños mientras caminan por las colonias; les roban sus teléfonos celulares, billeteras, carteras, joyas y otras pertenencias.

Estas bandas atacan en grupo. De tres a cinco sujetos en motos o en vehículos.

A juicio de algunos habitantes, la ola de asalto coincide con la inauguración del Paseo El Carmen, pues después de su apertura, se incrementaron los robos en las colonias del municipio, aseguran.

Los individuos en su mayoría jóvenes, quienes no aparentan ser delincuentes, sino universitarios; muestran buena presencia, se observan a cualquier hora en la colonia, parquean sus vehículos y comienzan a buscar sus presas.

Otros fingen ser compradores de chatarra, verduras u objetos desechables, para ganarse la confianza y acercarse a sus víctimas.

En el menor descuido y cuando las víctimas abren sus puertas, los falsos compradores de chatarras u otros vendedores, ingresan y ya adentro de las viviendas, sacan sus armas de fuego y doblegan a los moradores.

En minutos, los sujetos desmontan los enseres de valor y los suben al vehículo como cualquier mudanza domiciliar.

Casas solas

En otros casos, los hampones aprovechan que las casas están solas para saquearlas.

Cuando sus moradores regresan, se enfrentan a la triste realidad de no encontrar sus televisores; estéreos, refrigeradoras, cocinas, muebles entre otros.

Hace dos meses, los hampones saquearon dos casas y se llevaron todo.

En otros asaltos, los rateros despojan a niños y ancianos hasta del dinero que utilizaría para comprar tortillas.

También un grupo de madres que esperaban la salida de sus hijos en un kínder en la zona, fue asaltado por un grupo de sujetos.

Minutos después los individuos se subieron a un vehículo y se fueron. En otros casos han llegado al extremo de robarse los perros de raza.

Pánico por robos

Frente a este vandalismo los vecinos relatan estar al borde de la esquizofrenia.

Varias colonias entre ellas Jardines de la Sabana y Jardines del Rey, han colocado portones debido a los altos índices de delincuencia.

"A razón de día, tres casas han sido asaltadas y tres vehículos robados", dijo una señora.

En Santa Mónica residen más de 500 familias (cerca de 2,000 personas). Se han organizado y como primer medida han creado una directiva, que entre otras cosas gestiona la perimetrización de la colonia y al igual que en otras; buscan instalar portones, "pero vemos que las autoridades están bastante renuentes y no ofrecen soluciones a los problemas delincuenciales," dice un vecino.

Sistema de cámaras

Muchos reconocen que la alcaldía de Santa Tecla ha colocado cámaras de vídeo vigilancia para combatir el delito en el centro, pero no en las colonias.

"No se puede vivir así, la mayoría somos gente trabajadora que nos desplazamos a diferentes lugares, tenemos hijos, familias, no es justo que vivamos con esta zozobra de tanta delincuencia".

Un ingeniero y una arquitecta han sido dos de las víctimas de los asaltos en estos días. Los profesionales se disponían a instalar los portones en la colonia Santa Mónica, cuando fueron interceptados por los malhechores.

Según la arquitecta, definían los trazos y los puntos donde se colocarían los portones cuando vieron a tres sujetos que se dirigían hacia ellos.

Éstos no aparentaban ser asaltantes, sino universitarios.

"De repente se escuchó que quitaron los seguros de las armas y encañonaron al ingeniero, luego oí la voz del hombre que decía: quédese ahí, pero yo seguí caminando", expresó la profesional.

Por suerte no le hicieron nada, pero a su compañero si lo asaltaron.

Tres sujetos cometieron el asalto, un vehículo lo esperaban en la otra esquina. "Esta es la primera vez que soy asaltada en la colonia", dijo la víctima.

En el incidente, uno de los sujetos se dirigió al vehículo del ingeniero y extrajo teléfonos celulares, un Ipod (reproductor de audio) y otros objetos de valor. No conformes con lo encontrado, otro hampón le pidió las llaves del automotor. Nervioso, el ingeniero les contestó que la señora se las había llevado (las llaves)".

Mientras la Policía, investigaba el robo; tomaba las evidencias del vehículo asaltado, en otros pasajes de la misma urbanización, se reportaban saqueos de casas.

La arquitecto manifestó que hay otras formas de asaltar. Una modalidad es la simulación de pareja de novios que se besan y se abrazan; y cuando están cerca de una persona en la puerta de su casa, la empujan hacia adentro, luego la amordazan y la tiran al suelo.

Inmediatamente, roban los objetos de valor y salen como que si nada ha sucedido. Estos casos se dan de día y de noche.

"Esta modalidad se ha vuelto frecuente, al punto que ha llevado a los vecinos a autoprotegerse", explicó la fuente.

Durante la Semana Santa otras viviendas fueron saqueadas en colonia Santa Mónica.

En uno de los casos atracaron una pupusería, donde golpearon a las personas y les robaron sus pertenencias.

Los habitantes de la colonia Santa Mónica reconocen que los policías son insuficientes para brindar seguridad a la ciudadanía, por lo que se hace necesario la organización de vecinos para contrarrestar el auge delincuencial.

El subdirector de Seguridad Pública de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto dijo que no tienen información que los delitos patrimoniales se hayan incrementado en Santa Tecla.

"Santa Tecla ha sido un lugar que se ha caracterizado por tener un índice muy bajo de homicidios desde hace muchos años, pero una cantidad muy considerable, no por encima de otras ciudades, de robo y hurto de vehículos", manifestó Cotto.

A fines del año pasado se trabajó y se logró desmantelar varias estructuras dedicadas al robo y hurto de vehículos.

"Esto ha venido a significar una leve disminución en el robo y hurto de vehículos pero sigue siendo un motivo de preocupación", subrayó el oficial.

Cotto agregó que entre Santa Tecla y Antiguo Cuscatlán se encuentran varios centros comerciales, y a pesar de ser grandes, no contaban con las suficientes medidas de seguridad para resguardar los vehículos.

"Pero con el tiempo lo hemos superado y ahí ha disminuido el índice de estos delitos", reiteró.

En cuanto al robo y hurtos dentro de vivienda, el informe policial no les registra un incremento.

Pero, entonces ¿por qué la mayoría de tecleños quiere cerrar los accesos a sus colonias? El subdirector afirmó que ese no es un fenómeno exclusivo de Santa Tecla sino de todo el país.

En los últimos meses se ha hecho común en otros lugares del país, pero ello no quiere decir que sea por el incremento en los asaltos.

Cotto manifestó que poner portones en las colonias es medida preventiva, que incluso, algunos constructores ofrecen en sus proyectos.

"No podemos atribuir que la instalación de portones sea un fenómeno nuevo o que se derive de hechos violentos", puntualizó.

Lo cierto del caso es que la población en Santa Tecla busca cerrarle el paso a los delincuentes con permiso o sin permisos.