Residentes de Vía del Mar piden control sobre obras cercanas

b Los trabajos vuelven al lugar una zona de riesgo b Habitantes han acudido a diferentes instancias, pero no han tenido respuesta a su problemática

Los vecinos quieren evitar que un deslave cause daños a sus casas. Fotos EDH / CORTESÍA

NUEVO CUSCATLÁN. "Desde que empezaron estos trabajos de construcción, los niños y familias de aquí se han enfermado de los pulmones, de los bronquios y otras enfermedades respiratorias", aseguró Karla Rivas, habitante de la Urbanización Vía del Mar.

La situación en la zona se inició en diciembre del año pasado, ya que una empresa empezó a talar árboles en la Cordillera del Bálsamo para construir un complejo habitacional.

En enero empezaron los trabajos y el resultado es que los residentes temen que haya un deslave, ya que la tierra se está erosionando y se vuelve una zona de riesgo para las personas.

Además, denunciaron que hubo una tala de más de 800 árboles de diferentes especies y no han sembrado nada.

La preocupación crece entre los vecinos, ya que en 2005 hubo un deslizamiento de un talud y murió una persona.

En 2008 y 2010 también hubo pequeños deslaves que dañaron estructuras de las casas.

"Desde entonces estamos en zozobra, ya que el peligro de que un derrumbe se venga sobre las 150 casas que se ven directamente afectadas, es inminente. No queremos que pase lo mismo que en Las Colinas y estamos a tiempo de evitarlo", aseveró Iván Meléndez, miembro del comité de vecinos de la zona.

La empresa que realiza los trabajos tiene los permisos correspondientes. Fueron otorgados por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales Medio (MARN) en 2005 y por el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano en 2006, informó el exalcalde de la zona, Álvaro Rodríguez.

Añadió que "al final el punto no es lo legal, si no que la constructora está haciendo obras no previstas y esas son las que están dañando a la población. Es allí donde el alcalde actual sí puede intervenir para detenerlos".

En la constructora no dieron información.

Al buscar al edil Nayib Bukele, se dijo que no estaba en la alcaldía y que se comunicarían después. No lo hicieron.

El pasado 10 de abril, Bukele envió una carta a los residentes explicándoles que los permisos fueron dados por la administración anterior, pero no les ofrece una solución para la problemática que afecta a unas 500 familias.

Parte del escrito indica que el munícipe considera que son "personajes carentes de vergüenza" los que están detrás de los reclamos. A lo que los afectados comentaron que no son cuestiones políticas, si no que son temas de seguridad y tranquilidad.

"La verdad es que esperaba con ansias leer en algún lado o alguna esquinita, la solución a nuestro problema pero no escribió nada de eso, no escribió sobre lo que nos preocupa y en lo que queremos que nos ayude", afirmó Rivas.

Varios vecinos contaron que desde inicio de este año empezaron a visitar a las autoridades correspondientes, pero nadie promete resolver la situación.

Meléndez indicó al edil que las familias "están en riesgo y que usted tienen la obligación y responsabilidad de defender los derechos de sus ciudadanos que lo eligieron".

Los residentes también hacen un llamado al MARN y a Protección Civil para que evalúen sus quejas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.