Amplían la zona de alto riesgo en el reparto Las Campaneras

Deciden que 22 familias tendrán que abandonar sus casas de forma temporal

Las obras de protección final en el Reparto La Campanera tienen un avance del 40%. Obras Públicas espera entregar los trabajos en junio de este año y muchas familias que temporalmente se han retirado podrá retornar a sus hogares. Foto edh / ARCHIVO

Una nueva declaratoria de área peligrosa en el reparto de La Campanera, en Soyapango, fue anunciada ayer por la Comisión de Cárcavas, debido a que 22 viviendas se sumaron a las que estaban en esa condición.

La ampliación de la zona vulnerable se identificó por los estudios técnicos en el lugar, ya que los trabajos que realiza Obras Públicas en La Campanera, desde noviembre del año pasado, muestran que en la ejecución de las obras se verán afectadas otras viviendas.

Parte de las casas de los polígonos 42, 44 y 46 son las nuevas afectadas.

"Después de un año la cárcava es dinámica, entonces se tiene que modificar la declaratoria, ya que hay un cambio de la afectación de las viviendas", detalló el director general de Protección Civil, Jorge Meléndez.

En junio del año pasado se declaró la zona como riesgosa, pero ayer autoridades concluyeron que 50 casas deben ser demolidas y otras 22 deberán abandonar el lugar de manera temporal.

Para estas personas, el Fondo Nacional de Vivienda Popular (Fonavipo) desembolsará hasta siete meses de alquiler ($60 por mes) y para el transporte de traslado se darán 30 dólares.

Los dueños de las estructuras que serán destruidas tienen la opción de acercarse al Fondo Social para la Vivienda (FSV) para gestionar otro inmueble.

Los nuevos residentes afectados están a la expectativa por la declaratoria y ven el tiempo como uno de los principales problemas para empezar los trámites requeridos.

"Inicia otro proceso. Lo bueno es que a la fecha sí nos han respondido. Hoy nos toca informar como directiva a los que se les demolerá (la vivienda)", dijo la presidenta de la junta directiva de La Campanera, Delmy Chávez.

Añadió que una de las preocupaciones es que "ya tienen el tiempo encima, porque se nos ha dicho que el 20 de junio terminarán las obras. Sé que les resolverán, pero esperamos que sea lo más pronto posible".

El viceministro de Obras Públicas, Hugo Barrientos, dijo que la inversión será de más de dos millones de dólares, con los que se hará la canalización de aguas lluvias, aguas negras, reconstrucción de tuberías, muros de mampostería, entre otros. Los trabajos tienen un avance del 40%.

La obra reducirá el riesgo de pérdidas de vidas humanas y los daños materiales que ya son visibles en algunas viviendas, así como también en el centro educativo.

La cárcava se formó como consecuencia de las lluvias de 2009, la cual incrementó el caudal de la quebrada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.