Faltan varias medicinas en el hospital usuluteco

Centro está desabastecido en 35 por ciento desde las pasadas vacaciones, según dirección Temen que escasez se agudice en sanatorio

USULUTÁN. Desde hace aproximadamente dos meses, los pacientes del hospital San Pedro en la cabecera usuluteca resienten el desabastecimiento de medicamentos en la farmacia del nosocomio.

Las autoridades del hospital no niegan el problema, aunque aseguran que se registra desde hace algunas semanas y no meses.

Explicaron que la falta de algunos medicamentos del cuadro básico es de un 35 por ciento, aunque temen que la cifra siga creciendo.

La razón es que no saben con certeza cuándo les dotarán de la nueva medicina.

El director del sanatorio, Carlos Elías Portillo, explicó que después de las vacaciones de Semana Santa fue que el medicamento comenzó a escasear, porque los procesos de compra se pararon.

"Por la época vacacional los procesos de compra de medicamentos se estancaron, y por eso ahora carecemos de algunos medicamentos básicos en nuestro cuadro", sostuvo.

Justificó que la carencia de las medicinas en el hospital no se trata de negligencia de la dirección del mismo, o de las autoridades de Salud a nivel central, pues cuentan con el presupuesto para hacer las compras.

El problema radica en que para ser dotados de medicamentos, hay un largo proceso que deben pasar para hacer la compra y certificación de calidad de las medicinas.

"No es que haya alguna negligencia por parte de nosotros. Incluso desde el año pasado transferimos al Ministerio de Salud el presupuesto asignado a medicamentos para que se hiciera las compras conjuntas", aseguró Portillo.

Agregó que para acortar tiempos en las contrataciones han hecho con la mayoría de medicamentos ampliaciones de contratos y que incluso ya tienen los documentos firmados.

A pesar de eso deben esperar algún tiempo para que las medicinas pasen por el laboratorio de control de calidad.

"No podemos darle a la población medicamentos que no tengan el control de calidad requerido y como el cuadro de medicamentos de Salud es tan amplio, que siempre les dan prioridad a los de mayor necesidad en los hospitales", aseguró el director.

Según Portillo, en el sanatorio hacen falta por lo menos 40 tipos de medicamentos, que a diario recetan a más de 200 pacientes que consultan en las diferentes áreas.

Algunos de los medicamentos con los que no cuentan en la farmacia del hospital San Pedro son para la hipertensión, antibióticos, para el control de la diabetes, vitamina C y hierro, por mencionar algunos.

Carlos Díaz, un paciente, llegó al sanatorio con el afán de recibir hierro y vitamina C para su hija con capacidades especiales.

Dijo que cada seis meses es controlada en el nosocomio, no obstante, al llegar a la farmacia le dijeron que debía comprarlos porque no tenían en existencia.

"Venimos cada seis meses con mi hija a terapia y ahora me le recetaron estos medicamentos dicen que no tienen y que venga otra vez, pero vivo lejos. No puedo estar viniendo a cada rato", indicó el hombre.

Agregó que "me siento mal porque mi hija requiere de la medicina para que se recupere, y la verdad no tenemos dinero para comprarla. Es necesario que hagan algo para que doten los hospitales de medicinas porque nosotros somos los que sufrimos", aseguró.

María Ayala, otra paciente, llegó desde el municipio de Ozatlán para pasar consulta por su hipertensión. Su sorpresa fue que el doctor le cambió el medicamento, pues el que comúnmente le recetan no está en farmacia.

"Me sorprendí cuando el doctor me cambió el medicamento que me controla la presión, pues me dio otro que es para eso, pero que a mí me causa alergias, pero, bueno, no tengo opción", se lamentó la mujer.

Agregó que la carencia de medicamentos como el que ella necesita pone en riesgo la vida de los pacientes, pues son tratamientos de por vida que la gente toma y al hacer falta pueden terminar con el deceso del paciente.

"Los que padecemos enfermedades crónicas o de por vida dependemos de la medicina que nos dan en los hospitales, porque son medicamentos muy caros que no podemos comprar", aseguró.

Flor Bonilla, también paciente, dijo que desde hace más de dos meses está llegando para pedir las medicinas que le controlan el colesterol, pero que siempre le dicen que no hay.

"He venido tes veces a preguntar, pero nunca tienen. No me la compro porque es cara", aseguró.

Algunas de las alternativas que están aplicando en el nosocomio para ayudar a los pacientes es darles medicinas alternativas a la que requieren, como en el caso de Ayala, aunque están conscientes que pueden causarles efectos secundarios.

Muchos otros medicamentos son recomendados para que sean comprados fuera.

Luz Maradiaga, paciente, dijo que "algunos medicamentos me los cambiaron y otros debo comprarlos".

Por lo general el nosocomio tiene el 90 por ciento de medicinas, pero ahora enfrentan desabastecimiento.