Luz Pascual anuncia la Resurrección de Jesucristo al tercer día

La noche del sábado fue muy especial para todos los fieles católicos

Monaguillos y fieles en procesión con el Cirio Pascual en la iglesia de María Auxiliadora (Don Rúa). Foto EDH / Marvin Recinos

La noche del sábado fue muy especial para todos los fieles católicos porque celebraron el paso de la muerte a la Resurrección de Jesucristo y, por medio de Él, para todos los que creen en su Evangelio.

La Santa Eucaristía, posterior al rito del fuego, anuncia la celebración de la Pascua de Resurrección. Por ello se recomienda que la misa de la vigilia pascual llegue hasta la medianoche o madrugada del domingo.

"Lo que sucede es que la víspera sería en la tarde del sábado; pero como la tarde de ese día todavía se puede tomar como viernes, y viernes no se celebra la Eucaristía, por eso se hace sábado por la noche, previo a entrar al domingo de resurrección", explicó el presbítero Edwin Baños, párroco de la iglesia San Miguel Arcángel.

En San Salvador, iglesias como la de María Auxiliadora, conocida como Don Rúa; y la basílica del Sagrado Corazón, también llevaron a cabo este ritual donde de forma solemne recordaron la Resurrección de Jesús.

El párroco de la iglesia Don Rúa, Mariano Miranda, ante centenares de feligreses bendijo el fuego que significa la luz y la salvación, el mismo que representa a Cristo resucitado.

La celebración de la misa de este día inició con la Liturgia de la Palabra, en la que fieles seglares proclaman siete relatos del Antiguo Testamento, alusivos al plan de salvación de Dios. Estos se intercalan con salmos del Antiguo Testamento, que suelen ser interpretados por un cantor.

Posterior a ello, el sacerdote celebrante inicia la entonación del Gloria. En ese momento, se hacen repicar las campanillas de mano y las campanas de la iglesia para anunciar que Cristo resucitó.

En ese momento, en la iglesia que había estado en penumbras, alumbrada solo con velas, se enciende los focos y lámparas; y los acólitos prenden las velas del altar con el cirio pascual.

Además, se adorna el altar de la iglesia con flores, y si las imágenes habían estado cubiertas con mantas moradas, en ese instante son descubiertas.

Luego, se leen las lecturas y el Santo Evangelio, y el presbítero realiza la respectiva homilía.

Los bautizos

Posteriormente viene la liturgia bautismal, donde se bautiza a los nuevos cristianos adultos.

"En la misa de la vigilia pascual se reserva el bautizo de las personas adultas porque antiguamente los domingos de la Cuaresma era una catequesis bautismal. De tal manera que aquellos que se estaban preparando para el bautismo intensificaban su formación para ser injertados en la vida de Cristo el día de la vigilia pascual", explica Baños.

Además, esta misa es la única en el año en que todos los cristianos católicos hacen la renovación de las promesas bautismales, explicó el sacerdote Baños.La noche del sábado fue muy especial para todos los fieles católicos