Sacan buses de Ataco y afectan a usuarios

Desde noviembre del año pasado sacaron de la ciudad los microbuses y autobuses, con el argumento de que iban a reparar 300 metros de calle principal

Las personas se quejan de que ahora deben caminar más para tomar una unidad del transporte. foto edh / CRISTIAN DÍAZ

AHUACHAPÁN. Los usuarios del transporte colectivo en Concepción de Ataco están molestos con la municipalidad, porque desde noviembre del año pasado sacaron de la ciudad los microbuses y autobuses, con el argumento de que iban a reparar 300 metros de calle principal.

Sin embargo, las obras terminaron en enero y las unidades ya no ingresaron a la ciudad.

Eso ha generado que las personas tengan que caminar, adicionalmente, más de tres cuadras.

Pero los más afectados son aquellos que llevan carga, pues deben cancelar el doble para que las mototaxis o "bulteros" se las trasladen.

Por ejemplo, Reyna Contreras, quien vende jocotes, relató que antes por cada bulto que llevaba le cobraban $0.25. Pero ahora, por las tres cuadras que le llevan su mercadería hasta el centro de abasto, tiene que pagar el doble.

"Sería bueno que otra vez entraran (microbuses y autobuses) porque ahora debo tener $2 para que me lleven mi carga", dijo la mujer, que normalmente lleva cuatro bultos, entre huacales y sacos con mercadería.

Datos de los mismos empleados del sector consignaron que por Concepción de Ataco pasan a diario 14 microbuses de la ruta 20H, que se desplazan entre Ahuachapán y Apaneca. Además de 50 unidades de la ruta 249 que viajan entre Ahuachapán y Sonsonate.

Otra comerciante, Dinora Alfaro, dijo que la alcaldía no dio ninguna explicación de por qué ya no autorizaron el ingreso del transporte colectivo. Agregó que las pocas mototaxis que hay les cobran entre $0.50 y $0.75 por llevarlos a su destino.

"Los que hacemos uso de los buses y microbuses somos los más afectados porque debemos caminar más y si usamos una moto debemos pagar hasta el doble por el recorrido", lamentó.

Pero mientras los más afectados son los usuarios, la alcaldía y empleados del sector se responsabilizan mutuamente de por qué ya no ingresan.

La auxiliar de Secretaría, Angélica Rosales, reconoció que cuando comenzaron los trabajos optaron por sacar las unidades para que estos se realizaran con normalidad.

Agregó que tras su finalización podían entrar de nuevo, pero fueron los mismos empresarios los que prefirieron quedarse afuera porque abarataban costos, como gasto de combustible y las unidades se dañan menos.

Sin dar cifras, dijo además que han comprobado que los delitos que normalmente se cometían en la ciudad bajan cuando este sector no entra.

"Nos hemos dado cuenta de que por el hecho de estar afuera bajan las extorsiones, los robos y los hurtos. Nunca se les coartó el derecho de entrada", dijo Rosales.

Un miembro de la Policía, quien omitió su nombre por no estar autorizado a hablar, coincidió con la empleada municipal.

Rosales dijo que, si el transporte colectivo opta por ingresar de nuevo, comenzarán a cobrarles impuesto que servirá para darle mantenimiento a las calles.

Pese a eso, la alcaldía aún no cuenta con una tarifa establecida, ya que dependerá del número de viajes que hace cada unidad.

El revisador de los microbuses, Joel Díaz, reconoció que como sector no les afecta quedarse afuera de la ciudad, pues es la misma tarifa que cobran.

"La alcaldía nos sacó, ella debe dar la pauta para que ingresemos", dijo.

La empleada municipal explicó que el mejoramiento de la Avenida Fray Robert Campagna Sur es parte del reordenamiento que está impulsando la municipalidad.

De hecho, dijo que normalmente, las vías de la ciudad son de doble sentido.

Sin embargo, ésta y las avenidas Central Sur y 2.a Avenida Sur y la 3.a Calle Poniente se vuelven de un solo carril los fines de semana. Esto, para facilitar el tráfico de los turistas que llegan a su festival gastronómico.

El Viceministerio de Transporte (VMT) no está involucrado en estos cambios, pues sólo son los fines de semana. Desde noviembre del año pasado sacaron de la ciudad los microbuses y autobuses, con el argumento de que iban a reparar 300 metros de calle principal

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.