resumen noticias

Temen deslaves en volcán tras incendio

Se perdieron 500 hectáreas de barreras vida Protección Civil municipal mandó informes y la gobernación prepara estudio de obras urgentes

Francisco Torres comunidades@eldiariodehoy.com Domingo, 17 de Marzo de 2013

SAN MIGUEL. El incendio que consumió 500 hectáreas de maleza, bosque y cafetales en las faldas del volcán Chaparrastique, a inicios de marzo, sigue dando dolores de cabeza a las autoridades locales.

Ahora Protección Civil ha encendido las luces de alerta porque la vegetación destruida servía como barrera ante posibles deslaves.

Para Carlos Ayala, asesor de Protección Civil municipal, el problema real radica en que cerca del cráter volcánico hay mucho material suelto, que durante el invierno podría desprenderse.

Eso podría generar deslaves que afectarían a decenas de caseríos, y en caso de un aluvión mayor, podrían ser afectadas comunidades incluso del casco urbano de la ciudad.

Por eso Óscar Portillo, técnico de esa misma comisión, ha alertado sobre la urgente necesidad de limpiar los gaviones que se construyeron hace varios años y que ahora están copados de rocas volcánicas.

Según Portillo, esos gaviones sirven para colectar el material de un posible deslave, para menguar su impacto en zonas habitadas.

Un nuevo estudio

Sin embargo, el gobernador migueleño, y director departamental de Protección Civil, Sergio Benavides, prefiere formar una comisión de técnicos de áreas como agricultura, medio ambiente, obras públicas, Protección Civil, así como líderes de comunidades y propietarios de haciendas cafetaleras, para hacer una nueva evaluación que les ayude a identificar las acciones más apremiantes, y los lugares donde estas son urgentes.

Pero eso no tardará mucho, porque, según Benavides, esta comisión estaría integrada a más tardar el martes, para hacer una evaluación de campo antes de que concluya la próxima semana.

El gobernador aclaró que la idea de involucrar a todos los ministerios es que el área afectada es tan grande que se requerirá la participación presupuestaria de todos para mitigar antes que del invierno.

Pero Portillo y Ayala ya tienen un escenario más claro, porque ellos hicieron la primera evaluación: proponen limpiar los gaviones pronto y luego crear barreras muertas con los mismos materiales que quedaron tras el incendio. Pero el esfuerzo no deberá quedarse ahí, según Portillo, porque deben pensar en un largo plazo.

"Después de hacer este esfuerzo inicial hay que hacer una gran tarea para reforestar las zonas que fueron afectadas y eso se debe hacer durante el invierno", sostuvo.

El problema es que las faldas del volcán Chaparrastique están divididas entre ocho municipios y tres de ellos tendrían que ayudar a reforestar.

El viernes, otra parte del volcán ardía en llamas y Portillo aclaró que es un nuevo incendio, que atendieron pronto para evitar que más daños.