Retiran ninfa acuática de la laguna El Jocotal

Jornada fue promovida por la Iglesia de los Santos de los últimos Días

La ninfa fue retirada en pequeñas lanchas. Fue una tarea ardua desarrollada por unas dos mil personas. Foto EDH / Carlos Segovia

SAN MIGUEL. Roberto Moreira es un hombre que ya pasa las cinco décadas de vida, mismas que lleva residiendo en los contornos de la laguna El Jocotal, en donde asegura nunca había visto, hasta ayer, una jornada de limpieza tan efectiva y de forma masiva.

Las palabras del hombre son reforzadas con hechos, pues un promedio de dos mil personas participaron en la jornada realizada ayer entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde.

Para las 11:30 de la mañana, ya se habían sacado 16 camionadas de jacinto acuático, que es el nombre de la planta a la que comúnmente se le llama ninfa, y que tapizaba las aguas de la laguna.

Los promotores de la limpieza fueron los miembros de la Iglesia de los Santos de los últimos Días, a través de su programa "Manos que Ayudan".

Fueron apoyados por personas de la comunidad, pescadores, Ejército, Policía y Ministerio de Medio Ambiente (MARN).

Giovana de Peña, Directora de Asuntos Públicos de la iglesia en San Miguel, aseguró que en la jornada había voluntarios de todo el país, quienes estaban repartidos en sectores.

Se intervinieron cinco puntos de la laguna y el retiro de la planta se realizó de forma manual. Los voluntarios cargaban los cayucos o lanchas y luego llevaban el jacinto a la orilla.

Una vez en tierra, los voluntarios formaban promontorios enormes de la planta, en donde maquinaria pesada los recogía para cargar los camiones que las llevaban hasta el área de lava volcánica que se ubica en la zona.

Ahí, según lo explicó Enrique Barraza, director de Humedales del MARN, la planta se deshidratara y con ello se evitará que se reproduzca, pero además, servirá para usarla como materia orgánica.

Barraza explicó que el retiro del jacinto se registró a petición de la iglesia.

Coincidió con los pobladores de la zona en que es la primera vez que se realiza una jornada de retiro de ninfa tan grande.

"Se han hecho jornadas pequeñas, pero como la de hoy (ayer) es primera vez. Eso pasa por la limitación de recursos que a veces se tienen", dijo Barraza.

Explicó que la importancia del retiro de la ninfa es en primer lugar que dificulta la navegación, pero además, esa planta evita la entrada de luz al espejo de agua, lo que como consecuencia tiene que las plantas en el fondo del mismo no sobrevivan.

Se une que roban oxigeno a plantas y peces, por tanto, puede ocasionar problemas en la reproducción.

En eso coinciden los pescadores, quienes aseguran que su faena era difícil por la cantidad de ninfa, pero que tras la limpieza, las condiciones para laborar van a mejorar en El Jocotal.

Aplauden el esfuerzo y esperan que se repita de manera más frecuente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.