Inauguran en San Miguel un banco de leche materna

Funciona desde ayer en hospital San Juan de Dios

El banco beneficiará a más de 200 bebés prematuros cada mes. Foto EDH/ Lucinda Quintanilla

SAN MIGUEL. Alimentar con leche materna a bebés prematuros de bajo peso y talla, que no pueden hacerlo directamente del pecho de su madre, es lo que buscan en el hospital San Juan de Dios de San Miguel, con el nuevo banco de leche que fue inaugurado ayer.

Es un concepto de trabajo nuevo para el área de neonatos del hospital migueleño, a pesar de que desde diciembre tienen conservando más de 30 litros de leche pasteurizada.

Según Paúl Molina, jefe del área de neonatos del nosocomio, el proyecto beneficiará a unos 210 bebés prematuros que nacen mensualmente en el nosocomio.

En el banco recibirán a las madres que se encuentran lactando para que donen leche a diario y luego sea administrada a los bebés.

Previo a ello, la leche debe pasar un proceso de pasteurización a través de sondas o biberón.

"Se les administrará a los bebés prematuros de bajo peso cuyas mamás no les pueden dar alimentación del seno materno", dijo Molina.

El objetivo principal es que los bebes ingresados reciban leche materna en todo momento y no leche de formula.

El galeno argumentó que será hasta la segunda semana de marzo que empezaran a administrar la leche a los prematuros.

Antes no lo podían hacer, a pesar que ya tienen leche almacenada, porque les hacia falta inaugurar el banco.

Actualmente, según Molina, son entre 10 y 15 madres las que llegan a diario a donar leche al banco del hospital migueleño.

La capacidad de almacenamiento que tiene el banco de leche es de más de 50 litros, dijo el galeno.

La pasteurización de la leche lleva una hora con 45 minutos, pero antes tiene que pasar por varios procesos para ser administrada al prematuro.

"Son dos pasos los que se tienen que dar para la pasteurización de la leche, primero recolectar, almacenar y por último administrar al bebé", aseguró.

Las madres que donen la leche tienen que manejar medidas estrictas higiénicas como lavado de manos, vestirse con ropa estéril, usar gorros y mascarilla.

Una vez donan la leche, dos técnicos la almacenan y congelan, pero antes le realizan un análisis del olor y color de la leche.

En los exámenes verifican la cantidad de anticuerpos, hacen pruebas bacteriológicas y el valor del ácido láctico de la leche.

"A cada recipiente se le practican varios exámenes, una vez se hayan realizado mientras no se tenga el resultado de la respuesta bacteriológica la leche queda en cuarentena por 72 horas", dijo Molina.

Agregó que una vez haya pasado ese proceso, se congela y se administra a los bebes.

La leche puede durar seis meses congelada, argumentó el profesional.

La inauguración del banco se registró la tarde de ayer y contó con la presencia de la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez y de representantes de la Organización Panamericana para la Salud (OPS), José Raules.

Raules aseguró que el proyecto se está llevando a cabo a nivel nacional y que es una forma de promocionar en las familias que la leche materna es el mejor alimento para un bebé.

El banco de leche es el tercero que Salud instala a nivel nacional.

Ya funcionan otros en San Salvador, Santa Ana y desde ayer en San Miguel.

La inversión es este fue de 150 mil dólares.