Ludoteca Gloria de Kriete ampliará su cobertura luego de ser remodelada

Lo que se busca es beneficiar a más niños

Roberto Kriete y Celina de Kriete durante la inauguración de la ludoteca. Foto EDH/ mario amaya

La magia del juego llena de sueños a todos los niños, y a los pacientes del Hospital Benjamín Bloom no solo les ayuda y les da alegría, sino que es una terapia vital para su recuperación y mejorar su estado de ánimo. Bajo esta premisa, la Fundación Gloria de Kriete y Fundación la Niñez Primero (Funipri) inauguraron ayer la remodelación de la Ludoteca Hospitalaria Gloria de Kriete.

Con la renovación de este espacio, ambas fundaciones buscan ampliar la cobertura de atención de terapias lúdicas a cuatro nuevas áreas especializadas: oncología (poniente), neurocirugía, cuidados intensivos y cuidados intermedios.

"Comenzamos hace siete años atendiendo dos especialidades y unos 20 niños al día, ahora la ludoteca atiende a casi 200 niños diarios; para nosotros, realmente es un gran logro y un gran sueño hecho realidad este día", declaró la directora ejecutiva de la Fundación Gloria de Kriete, Celina de Kriete.

La renovación de este espacio ha incluido la ampliación de las instalaciones, arreglo de jardines, así como la donación de 450 peluches por parte de Air Bus Industry, los cuales fueron entregados ayer por los voluntarios de Funipri.

"Hemos recibido este gran local y estamos tratando cada día que nuestros servicios sean más y lleguemos cada vez a más niños", añadió la directora ejecutiva de la fundación.

Por su parte, el director de la Funipri, José Roberto Suárez, agradeció el apoyo de la fundación, que desde 2005 ha apoyado incansablemente este proyecto y creído en los métodos lúdicos aplicados por los profesionales de la ludoteca.

"En nombre de más 5 mil 159 niños y niñas que pudieron afrontar su recuperación con una sonrisa, les damos las gracias", exclamó Suárez.

De acuerdo con el director de Funipri, este método lúdico hospitalario es único en el país y Centroamérica, lo cual los ha convertido en modelo a seguir de instituciones homólogas en otros países como México y Colombia.

Este programa lúdico es ejecutado por psicólogos y 40 voluntarios, ellos son encargados de llevar alegría y aprendizaje por medio de risoterapia, magia, musicoterapia, globoflexia y más a los pacientes del hospital.

Este programa lúdico nació en 2005 y lleva también terapias de juegos a pacientes de los servicios de diferentes áreas como oncología adolescentes, neurocirugía, cuidados intensivos e intermedios, ortopedia, oncología infantil, nefrología, cirugía plástica y hematología.

En 2010 la ludoteca funcionó temporalmente en Funter y a inicios de 2011 regresó al hospital Bloom.

Solo el año pasado se benefició a 8 mil 90 niños que fueron ingresados en el nosocomio. Además a diario atiende a 140 niños, de 397 que son ingresados cada día.

Según la ludotecaria Soledad Alemán, lo que cada uno de los voluntarios y personal de este ludoteca busca con su trabajo es "impactar el estado anímico de todos los pacientitos, ya que el niño sufre un trauma al ingresar al hospital y tratamos de aprovechar ese tiempo".

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.